Inicio»Carmen»Usa Kidnie sindicato para beneficiar a sus parientes

Usa Kidnie sindicato para beneficiar a sus parientes

0
Compartidos
Google+

Los trabajadores de Petróleos Mexicanos (Pemex) en Ciudad del Carmen viven una situación lamentable, pues son víctimas del terrorismo ejercido por el dirigente de la Sección 47 del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM), Víctor Manuel Kidnie de la Cruz, a quien deben rendir pleitesía y prebendas para evitar el desempleo.

Así lo señaló Manuel de Atocha Novelo Chávez, presidente de la asociación civil El Pueblo de Carmen contra la Corrupción, y subrayó que el STPRM está muy lejos de cumplir con las funciones de sindicato, pues sus líderes, empezando por Víctor Kidnie, han formado cacicazgos y sólo benefician a sus familias.

“Desde mi punto de vista y el de muchos petroleros, que por algo callan, Kidnie no puede estar tanto tiempo al frente de un sindicato, ni como líder moral o inmoral, pues deja el cargo momentáneamente y después lo retoma campechanamente”.

“Todos sabemos que le gusta que le hagan caravanas y que ha usado al sindicato para obtener privilegios y la diputación plurinominal en el periodo 2009-2015, posición que no aprovechó para lograr mejores condiciones laborales de los petroleros”, recriminó.

En su momento, se dijo que la Sección 47 estaba convertida en la cueva de Alí Babá, pues la venta de plazas y el cobro indebido de prebendas para que trabajadores subieran a plataforma eran el pan de cada día, recordó.

Los líderes sindicales petroleros, empezando por Víctor Kidnie, están eternizados porque saben que el poder implica el control de canonjías y arreglos en “lo oscurito” con empresas, y todo a espaldas de la clase obrera.

La dirigencia tiene la obligación de luchar por conservar las conquistas laborales y sociales para sus agremiados, sin embargo, con sólo revisar el árbol genealógico del dirigente Víctor Kidnie se podrán percatar de que los protegidos ante Pemex son sus parientes.

 

INDEFENSOS

Todos piensan que un sindicato es la asociación permanente para defender los intereses de los trabajadores, pero esta agrupación es lo contrario, pues ha creado coto de poder al servicio de Pemex y violentado los derechos laborales, enfatizó el jurista.

Un ejemplo es el artículo 25 de los estatutos del STPRM, pues puntualiza que “para ingresar al sindicato, es necesario ser trabajador de planta en la industria petrolera en puestos de control sindical. Para este efecto, el interesado deberá anexar copia de su contrato o nómina definitiva”.

Aquí está claro que Kidnie de la Cruz se pasa los estatutos por debajo del sombrero, que los trabajadores primero deben ser contratados por Pemex para ingresar al sindicato, pero conforme a las condiciones que el corrupto líder ha impuesto en la Sección 47,  si alguien quiere laborar tiene que pagar ficha y plaza, lo que puede costar hasta 400 mil pesos, expresó.

El artículo 8 indica que el sindicato “luchará por una constante mejoría de las condiciones de trabajo en general dentro de la industria petrolera, y combatirá toda reducción de personal y de salarios, y al mismo tiempo pugnará por la mejoría constante de los mismos”.

Si el sindicato cumpliera con sus funciones —aseveró—, Pemex no hubiera despedido a decenas de miles de trabajadores.

Noticia anterior

Percance en la UAC

Siguiente noticia

Imparten taller sobre producción audiovisual