Tribuna Campeche

Diario Independiente

Desde hace seis meses redujo edil partidas

Así lo señala convocatoria al Cabildo para sesión extraordinaria: PRD

La reducción del 12.06 por ciento a las participaciones de juntas municipales, comisarías y agencias, constituye un acto autoritario, indigno e ilegal del alcalde Pablo Gutiérrez Lazarus, porque no fue autorizado por el Cabildo.

Afirmó lo anterior Fernando Lara Trejo, secretario general del Comité Directivo Municipal del Partido de la Revolución Democrática (PRD), y señaló que medio año después, el edil trató de poner un parche al convocar a sesión extraordinaria para pedir la aprobación de los regidores, pero le fue negada incluso por algunos panistas.

El refrán “árbol que nace torcido, jamás su tallo endereza” le queda como anillo al dedo al actual Ayuntamiento, pues desde el inicio ha mostrado no tener rumbo fijo, ni dirección.

Con el fin de dar a conocer y aprobar reducciones y transferencias asignadas a juntas, comisarías y agencias del municipio, el 25 de agosto pasado hubo convocatoria al Cabildo para la 37 sesión extraordinaria.

La convocatoria dice textualmente:

“En apego a lo que establece el artículo  8 del capítulo III del Presupuesto de Egresos del Ayuntamiento del Carmen para el ejercicio fiscal 2017, correspondiente a que la Tesorería a cargo de Ligia Patricia Castillo Góngora, en ejercicio de sus funciones, realizará ampliaciones, reducciones o transferencias consensadas en función de la disponibilidad de fondos y previa justificación de las mismas en cuanto a erogaciones y asignaciones presupuestarias necesarias, lo cual permitirá contar con un remanente en cuentas”.

“Esta reducción representará un promedio mensual de ahorro de 527 mil 338 pesos, pero sin previo aviso, esta reducción de 12.06 por ciento se ha venido haciendo desde el mes de febrero del año en curso y que con esta fecha se propone su autorización a los recortes”.

De esta manera —expresó Lara Trejo—, el munícipe quiso disfrazar de legalidad un acto que comete ilegalmente desde hace seis meses. En esta ocasión los regidores despertaron de su letargo y no lo aprobaron.

El recorte representa un “ahorro” para la Comuna de seis millones 328 mil 56 pesos anuales, mientras la Dirección de Comunicación Social cuesta a los ciudadanos 16 millones 493 mil 582 pesos; el DIF Municipal, 50 millones 500 mil, y Servicios Públicos, 192 millones.

Estas dependencias no dan resultados por ninguna parte. El DIF-Carmen hace mucho ruido porque dos o tres veces al año regala unas cuantas despensas a adultos mayores, y organiza evento para entregar unas cuantas sillas de ruedas que ni siquiera salen de su presupuesto, pues las recibe como donativo.

Lara Trejo calificó como un derroche absurdo el presupuesto asignado a Comunicación Social. “Si el Ayuntamiento realizara mejor sus funciones, no necesitaría promocionar sus actividades por medio de espectaculares en puntos estratégicos de la ciudad y promocionales en las pantallas, menos gastar a páginas en redes sociales”.