Tribuna Campeche

Diario Independiente

Daña ingobernabilidad a carmelitas

Que pierde la cordura ante regidores

El alcalde Pablo Gutiérrez Lazarus pierde la cordura ante los regidores, y la ingobernabilidad que propicia al no convocar a sesión ordinaria mantiene en crisis al municipio.

Afirmó lo anterior el presidente del Comité Directivo Municipal del Partido Revolucionario Institucional (PRI), José Antonio del Río González, e indicó que ante la falta de cordura del edil, los regidores de su mismo partido le han dado la espalda.

“Como justificación ante su incapacidad para gobernar, el alcalde acusa a los regidores por obstaculizar su labor, cuando el único responsable del caos que se vive en el municipio es él, por su testarudez en proteger a sus allegados y no convocar a sesiones ordinarias de Cabildo”.

“Tengo entendido que desde enero pasado, los regidores le han solicitado insistentemente realizar sesiones ordinarias cada mes, para analizar las cuentas públicas, y no quiere”, expresó.

En cambio —prosiguió—, preside prolongadas sesiones extraordinarias donde incluye temas que corresponden a las ordinarias, para evitar que los cabildantes le exijan destituir a la secretaria del Ayuntamiento, Diana Méndez Graniel, por su incapacidad al ejercer sus funciones.

Asimismo, Del Río González resaltó que la falta de coordinación y comunicación entre el munícipe y su cuerpo edilicio impedirá tomar decisiones en beneficio de la ciudadanía.

No considero que sea berrinche de los regidores la petición de la destitución de Méndez Graniel, pues está sustentada con denuncias por decisiones arbitrarias e incumplir con sus funciones, remarcó.

El compromiso del alcalde con su principal funcionaria es mayor que su obligación como servidor público de por la vía legal, de ahí su protección, y si no cambia de postura su mala administración empeorará.