Inicio»Carmen»Calles inundadas y ausentismo escolar

Calles inundadas y ausentismo escolar

0
Compartidos
Google+

Calles inundadas, ausentismo escolar superior al 50 por ciento en instituciones educativas del nivel básico, suspensión temporal de labores en tres jardines de niños y amenaza vecinal en la 23 de Julio de cerrar la avenida Isla de Tris ante problemas por encharcamiento y desinterés de las autoridades municipales, son las consecuencias del aguacero del martes.

La titular del Centro de Desarrollo Educativo (CEDE), Yara Teresa Notario Pérez, informó que el mayor impacto del frente frío 6 se registró en tres jardines de niños —no proporcionó nombres—, donde el agua ingresó a los salones. Fueron suspendidas las actividades.

Aunado a lo anterior, decenas de padres de familia no enviaron a clases a sus hijos pese a que ya no llovió. El ausentismo escolar fue superior al 50 por ciento.

Las autoridades de la Secretaría de Educación no emitieron boletín sobre la suspensión de clases, y algunos profesores mencionaron que cuando el clima es malo los papás no envían a las aulas a sus hijos para evitar exponerlos a enfermarse de gripa y/o tos.

Norda del Rosario Flores Maldonado, supervisora de la zona escolar 008 del nivel preescolar, señaló que varios jardines de niños presentan inundaciones en salones, dirección y patios de juego, sobre todo en el “Carolina Azcárraga García”, ubicado en la calle Juan Escutia de la colonia Manigua.

En dicho plantel tres de los siete salones acumulan hasta 30 centímetros de altura de agua, y el año pasado en época de lluvias tuvieron que suspender actividades durante 12 días. Este kínder podría entrar en un programa de reconstrucción total.

Otras escuelas con problemas son: “Julieta Rubio”, en la Pedro Sainz de Baranda, con patios inundados, y “Ana María Farías Flores”, en la colonia Tacubaya, donde ramas de pinos cayeron en techos y patios.

Olivia Orlaineta Herrera, de la zona escolar 018, informó que las escuelas “Perla del Golfo”, “Estefanía Castañeda” y “Luis Donaldo Colosio” resultaron con inundaciones en patios y pasillos.

A diferencia de las anteriores, en la zona escolar 015, a cargo de Ángeles Aguilera Alarcón, los encharcamientos fueron menores, pero la asistencia fue del 30 por ciento.

Martha Martínez Lara quien supervisa la zona escolar 028 —que comprende desde Puerto Rico hasta Nuevo Campechito—, reportó que el kínder “Irma Cabañas” en Nuevo Progreso y el “Juan de la Cabada” en San Antonio Cárdenas, fueron afectados.

La jefa del sector escolar, Silvia Beatriz Herrera Rodríguez, dijo que los papás decidieron no llevar a sus hijos a clases. Las faltas estarán justificadas.

 

NO ATIENDE COMUNA EL PROBLEMA

Vecinos de la colonia 23 de Julio amenazaron con cerrar la avenida Isla de Tris o carretera de cuatro carriles, si la Comuna no atiende y resuelve el problema de las inundaciones que padecen cada vez que llueve.

La lluvia del martes, que duró varias horas, dejó encharcamientos severos en las calles Jabín, Maculí, Chechén, Huano, Pinos, Chaca y Guayacán y Caoba, denunciaron Jorge Pozos García, Sonia María Sánchez Garrido, Ricardo Jiménez Claro y Miguel Higüero Martínez, entre
otros.

Los habitantes habían planteado cerrar la vialidad ayer por la tarde, pero al consensar decidieron hacer un llamado por medios locales al alcalde Pablo Gutiérrez Lazarus, para que envié al director de Obras Públicas a planificar solución definitiva al problema. “Hasta el momento nos tienen viviendo en un chiquero, de manera insalubre”,
remataron.

Para salir de la colonia tienen que cruzar calles inundadas con olor putrefacto, pues hay líquido proveniente de fosas sépticas a ras de suelo, lo que representa estar expuestos a enfermedades de la piel, como sabayones, salpullidos y otros padecimiento.

Noticia anterior

Vómitos en familias

Siguiente noticia

Campeche, ejemplo en calidad educativa