Inicio»Carmen»Pocos en los dos panteones de la Isla

Pocos en los dos panteones de la Isla

0
Compartidos
Google+

Los panteones “Último Paseo” y el “Colonia”, resintieron los efectos de la crisis por la que atraviesan los habitantes de la ciudad,  registraron poca afluencia en el tradicional Día de Muertos, en comparación con los años anteriores.

De acuerdo a estimaciones de los propios comerciantes ambulantes, como Valentín Meza Novelo y del agente de tránsito, Eduardo León Moreno, que fue asignado para garantizar la vialidad en el cementerio de la colonia Justo Sierra, hubo poca asistencia.

En tanto el músico Rodolfo Alvarado Rebolledo señaló que el desempleo pudiera ser una de las causas principales de la escasez de visita en los cementerios.

La música –enfatizo el trovador- es parte importante en la fiesta de los muertos, por lo que a mariachis y bandas locales este año la crisis los golpeó. Pensaban reponerse de la mala racha, pero fue lo contrario.

Sin embargo, familias colocaron carpas y sombrillas para comer junto a las criptas donde reposan los restos mortales de sus seres queridos, las cuales adornaron con rosas y las tradicionales flores de cempasúchil, además de que no pudieron faltar veladoras, los rosarios y las misas.

Las ciudadanas Teresa Notario Palma, Eugenia García Marcelo, Raquel Rosario Pacheco y Abril María Hernández Chan indicaron que recordar a sus muertos es de suma importancia, a la vez de inculcar a las nuevas generaciones el significado de este día para nunca olvidar a quienes en vida fueron importantes en el seno familiar.

Al término de los rezos, disfrutaron del tradicional pibipollo, la comida o el manjar que más le gustaba al difunto, que le ofrecieron con la misma fe y tradición de siempre.

 

ATASTA

Por otro lado en las siete comunidades de la Península de Atasta, desde Puerto Rico hasta Nuevo Campechito, la tradición se cumplió por parte de feligreses y dolientes, quienes señalaron que las actividades propias del Día de Muertos se ofrecieron en nombre de los fallecidos y no faltó los tamales, el champurrado, los panes, conservas, dulces y caramelos y las aguas frescas.

En San Antonio Cárdenas, un cementerio que cuenta con 76 años de fundación, ahí descansan los restos de Daniel Naal Sánchez y de 14 personas más, todos ellos peones de la finca del Pom, quienes fueron los fundadores de la comunidad.

Mientras en Nuevo Progreso se ofició la misa a las 13:00 horas, donde se presentaron decenas de mujeres y niños para estar presente en las actividades y el convivio que se realizó en el cementerio del pueblo.

 

SABANCUY

Como cada año, las celebraciones iniciaron del Día de Muertos iniciaron desde las ocho de la mañana con una misa oficiada por el sacerdote de la parroquia del Sagrado Corazón de Jesús, José Luis Esquivel Mendoza, en el cementerio de la localidad, con la asistencia de más de 300 personas.

A la entrada del camposanto, la gente escuchó con fe y abnegación la liturgia y cada uno recordó a su muerto.

Noticia anterior

Sale Vento de cinta asfáltica

Siguiente noticia

Capturado al intentar robar una bicicleta