Inicio»Carmen»Van 271 mdp a Unidad Administrativa: Rullán

Van 271 mdp a Unidad Administrativa: Rullán

0
Compartidos
Google+

Sin explicar el destino ni el manejo que se dará a los recursos públicos asignados a la Unidad Administrativa, el alcalde Pablo Gutiérrez Lazarus elevó el presupuesto de esa oficina, al pasar de 88 a 271 millones de pesos, que se presume podrían ser desviados para financiar su pretendida campaña de reelección.

Así lo aseguró el noveno regidor Venancio Javier Rullán Morales, quien calificó como totalmente injustificable elevar el gasto de esa dependencia en más de 183 millones de pesos para este año.

Responsabilizó a la bancada de regidores panistas de aprobar el aumento, sin revisar en qué rubros se van a utilizar. La Unidad Administrativa registró un presupuesto en el 2017, de 88 millones 792 mil 170 pesos, mientras que este año “manejará” 272 millones 471 mil 973, una diferencia de 183 millones, 679 mil 803 pesos.

Los cabildantes albiazules pretextan que su partido, el PAN,  les prohíbe “atacar” al munícipe en tiempos electorales, por lo que se sospecha que esa millonaria suma será “extraviada”, como ocurrió con los otros 100 millones de pesos que desviaron el extesorero Carlos Arturo Flores Olán y el excontralor José María Pérez Vega, pues hasta el momento no se sabe el destino de esos recursos públicos.

Rullán Morales recordó que el 30 de diciembre del año pasado, durante la Cuadragésima Quinta Sesión Extraordinaria de Cabildo, el Presupuesto de Egresos para el año en curso fue aprobado por 10 votos a favor y cuatro abstenciones de los cabildantes del PRI, quienes se opusieron a la asignación de la enorme cifra, sin que el alcalde quiera desglosar la aplicación que se dará a ese dinero, que  posiblemente a utilizar para lavar su deteriorada imagen pública.

En dicha sesión de Cabildo se cuestionó al munícipe y sus argumentos fueron totalmente carentes de sustento legal y justificación alguna para esa diferencia tan enorme, de más de 183 millones de pesos aplicados en una sola área. “El sentido común nos dice que es algo irreal e ilógico”, expresó el cabildante.

Indicó que la realidad es que el alcalde pretende tener recursos para este año electoral y que ese dinero sirva para cubrir el costo de una campaña, lo que constituye una actividad ajena a la administración municipal.

Pretende con el erario público financiar su campaña proselitista de reelección o de algún otro cargo, no hay de otra. Es lamentable el hecho de que ni siquiera los regidores de oposición puedan tener la información precisa por parte del edil para justificar con bases la razón por la cual se maneja ese incremento desmesurado, porque siempre lo ha hecho en opacidad, puntualizó.

Reiteró que Gutiérrez Lazarus, sistemáticamente se ha negado a celebrar sesiones ordinarias de Cabildo de manera mensual, transgrediendo la Ley Orgánica de los Municipios, donde tiene la obligación de entregar mes a mes la cuenta pública con el desglose de gastos a los miembros del órgano colegiado de gobierno.

Sin embargo, solamente ha celebrado ocho sesiones ordinarias durante toda la administración y nunca ha entregado las cuentas.

“La información nos la entregan sesgada, la pura carátula y no nos dan las cuentas dispersas o los conceptos por subcuentas, para efectos de poder determinar en qué se invierte cada peso del erario municipal”, sostuvo.

Recalcó que el inflado Presupuesto de Egresos 2018 fue aprobado porque hubo mayoría por parte del PAN, pues “los cabildantes blanquiazules son afines al munícipe, incondicionales, y son gente que no analiza ni sabe por qué levantan la mano para aprobar situaciones tan irregulares como está”.

Noticia anterior

Muchos yucatecos no conocen a El Bronco

Siguiente noticia

Bienvenido 2018