Inicio»Carmen»No puede alcalde renovar a PASA

No puede alcalde renovar a PASA

0
Compartidos
Google+

El alcalde panista Pablo Gutiérrez Lazarus sólo está facultado para revisar el contrato suscrito entre el Ayuntamiento y la empresa Promotora Ambiental de la Laguna (PASA), concesionaria del servicio de recolección de basura en la ciudad, pero no para renovar o extender el tiempo de duración, que corresponde exclusivamente al Cabildo.

El noveno regidor, Venancio Javier Rullán Morales, indicó que lo que debió hacerse desde hace tiempo es rescindir el contrato leonino que firmó el exalcalde Jorge Rosiñol Abreu, pues le representó millonarias prebendas, de las que presuntamente aún goza, aunque PASA no ha cumplido los términos de la concesión, por lo que han proliferado los tiraderos de basura en toda la Isla.

Ante los rumores de que el munícipe pretendería ampliar por cinco años más la concesión de la recoja de basura a PASA, a partir del 2020, cuando concluirá el actual contrato por 15 años, recordó que Rosiñol Abreu entregó a la empresa el relleno sanitario a título gratuito, con el compromiso de que mantuviera ese espacio en perfectas condiciones.

También en esas fechas se acordó que PASA haría un manejo ecológico de los residuos, pero no ha cumplido, “porque a la fecha tenemos un tiradero de basura a cielo abierto, una área de contaminación ya saturada de deshechos, a pesar de las constantes denuncias de grupos ecologistas”, puntualizó.

Señaló que conforme lo establece el convenio, en enero de cada año el alcalde en turno debe reunirse con la representación de la empresa recolectora, para revisar las condiciones del contrato.

En primer término, y lo más importante, es verificar si PASA ha cumplido en tiempo y forma con lo establecido, y de ser así se debe actualizar los costos en base a la inflación.

De esa manera, con el paso de los años la concesión ha tenido modificaciones. Por ejemplo, cuando se firmó por primera vez, el Ayuntamiento quedó obligado a pagar, por dos días de recolección de basura por semana en cada área, cerca de cinco millones de pesos mensuales, y de esta cifra, cerca de un millón de pesos al mes se erogaba para el barrido mecánico en el centro de la ciudad, explicó.

Por ello, en  2013 se eliminó el barrido mecánico que no se justificaba con el servicio que se prestaba, por lo que se cambió para dejar la recolección manual por parte de personal de la Comuna.

En la misma revisión se determinó que la recolección no sería dos veces por semana en cada zona, sino tres veces semanales, lo que se tradujo en un beneficio para la ciudadanía, mejorando las condiciones del contrato a favor del Ayuntamiento.

Enfatizó que no se justifica en modo alguno que la Comuna pague por una tarea que puede ejecutar perfectamente bien el personal de la Dirección de Servicios Públicos, que tiene exceso de trabajadores en el área de limpieza y barrido.

“Los basureros clandestinos que vemos en varios puntos de la Isla y que han venido proliferando, son evidencia de que PASA no cumple”, dijo.

El contrato vence en 2020, pero no es necesario esperar tanto tiempo para prescindir de los servicios que proporciona PASA, porque si no se ha hecho cargo de sus responsabilidades, se puede hacer de inmediato.

Recalcó que el edil no está facultado para negociar una prórroga de dicho convenio a favor de PASA, debido a que debe someterlo a aprobación del Cabildo, porque en esos términos está el contrato original.

De otra manera, habrá que esperar hasta 2020 para que la siguiente administración se encargue de dar por terminado el contrato o celebrar uno nuevo.

Noticia anterior

Continúa IET verificación a centenares de unidades

Siguiente noticia

Concurrido paseo de la Virgen de Hool