Inicio»Carmen»Caricatura en vez de desarrollo

Caricatura en vez de desarrollo

0
Compartidos
Google+

Estamos mal, muy mal, porque el alcalde Pablo Gutiérrez Lazarus se movió rápidamente para obtener recursos y proyectar una caricatura de media hora en un espacio público, pero es haragán para mejorar la seguridad y dotarnos de herramientas de desarrollo, y presume programas federales y estatales como si fueran suyos.

Expresó lo anterior Carlos Campos Arcila, delegado estatal de Diálogos A.C., al criticar el derroche de recursos en la transmisión del capítulo 130 de Dragon Ball la noche del sábado en la Unidad Deportiva Maderas, mientras el pueblo carmelita está cada vez más empobrecido.

“El munícipe critica mucho el tema de las finanzas, se la pasa quejándose de que las administraciones anteriores le dejaron malas cuentas, pero si supuestos con problemas económicos fomenta el ocio, no genera beneficio social, sino dispendio, quiere decir que tenemos un Gobierno Municipal irresponsable e inmaduro”.

Y me pregunto: ¿Porqué el alcalde dejó morir a los animales del zoológico con el pretexto de que no había dinero para alimentos, pero sí hubo recursos para transmitir la caricatura?

El edil trajo a un actor de doblaje, no tengo idea cuánto le costó, pero con ese dinero pudo traer a un entrenador deportivo o conocedor de cultura, para ofrecer pláticas y/o talleres a jóvenes. Esa sí hubiera sido una buena acción de gobierno, pero el señor decidió tirar el dinero en un juguete, recriminó.

Conforme a quejas expresadas por ciudadanos de diversas colonias,  por toda la Isla se han formado bandas de chamacos drogadictos dedicados a robar en casas y asaltar a transeúntes, y para combatirlo no hay estrategias.

El munícipe culpa al sistema procesal, argumentando que los jueces sueltan a los delincuentes, pero la realidad es que la Policía Municipal ni siquiera los detiene por estar “ocupada” poniendo infracciones.

La propuesta de Campos Arcila consiste en enfocar los recursos públicos al rescate y mejoramiento de la infraestructura pública, pero no pavimentar e iluminar calles, sino rescatar realmente los espacios públicos.

Noticia anterior

Alumnos en riesgo por baldío

Siguiente noticia

Asusta lote incendiado