Inicio»Carmen»Exobreros de naviera aún esperan sus liquidaciones

Exobreros de naviera aún esperan sus liquidaciones

0
Compartidos
Google+

A casi cinco años de su despido aparentemente injustificado, cientos de obreros de la empresa Oceanografía todavía esperan sus liquidaciones laborales y es lamentable que no se les haga justicia y lo que es peor, el abogado Jesús Martín Pech Díaz, deliberadamente dejó en el olvido los expedientes, mostrando falta de voluntad o estar al servicio de los intereses de Amado Yáñez Osuna.

Expresó lo anterior Gustavo Novelo Torres, presidente de Contraloría Ciudadana, A.C., al calificar como muy extraño que el jurista mencionado haya interpuesto 72 demandas laborales en la Junta Especial número 1 de la Local de Conciliación y Arbitraje, cuando se trata de trabajadores costa afuera y la instancia correcta sería la federal.

“Aquí hay algo muy sospechoso, porque Pech Díaz y sus familiares, entre quienes se reparten los casos laborales con él, conocen perfectamente la Ley Federal del Trabajo, saben a dónde acudir, entonces escogieron la junta local por conveniencia propia, no por convenir a los obreros afectados”, aseveró.

Indicó que ocasionalmente, trabajadores despedidos injustamente de Oceanografía u otras empresas, se acercan a la asociación civil que preside, para pedir asesoría al sentirse abandonados por el mencionado jurista, luego de varios años pagando honorarios y gastos, sin lograr la liquidación.

“Pech Díaz maneja la justicia a su antojo, en la junta es el ‘rey’ porque apapacha al personal con regalos y dádivas, a pesar de que está estrictamente prohibido por la ley”.

“De esta manera, consigue las audiencias y hasta los laudos más rápido que cualquier otro abogado, por eso es inexplicable que no haya logrado las indemnizaciones para los exobreros de la naviera que le brindaron su confianza”, espetó Novelo Torres.

Recordó que Jorge Radamés Romero Bock, titular de la Secretaría de Trabajo y Previsión Social del Gobierno del Estado (Stpscam), reconoció que tres barcos de Oceanografía están embargados por la junta local, en respuesta a laudos por indemnizaciones no pagadas, pero no han salido a remate, porque el abogado no lo ha solicitado.

“Esto es vergonzoso, primero fueron afectados por el patrón y después por el abogado, no existe un calificativo para alguien que actúa tan dolosamente, porque se trata de padres de familia que pasaban una, dos o más catorcenas continuas en altamar, con la esperanza de llevar el pan a sus hogares, para ser defraudados por el patrón y después por la persona a la que confiaron su defensa” sostuvo.

Noticia anterior

Dañaron a Pemex por millonario contrato

Siguiente noticia

Libre, agresor de empleada de Junta Municipal de Sabancuy