Inicio»Carmen»Huachicol en “Caleta”

Huachicol en “Caleta”

6
Compartidos
Google+

Al barco “Caleta” de Marinsa, fundada en Ciudad del Carmen por el grupo Cemza y ligada a la empresaria Lourdes de los Ángeles Solís Sierra y a la familia Zavala, lo aseguró la Secretaría de Marina (Semar) por supuesto huachicoleo en altamar.

Fue remitido al puerto de Dos Bocas, en Tabasco, y había sido despachado el 31 de enero pasado desde “Isla de Carmen”, con itinerario a la Sonda de Campeche, donde funge como abastecedor con número 9413171. Mide 52.98 metros de largo por 10.98 de ancho y pesa 498 toneladas.

Marinsa es propiedad de José Luis Zavala Solís, hijo de la exdiputada panista Lourdes de los Ángeles Solís Sierra, y tiene oficinas en la calle 26 de la Isla y dentro de “Isla del Carmen”.

El año pasado prestó este navío para la celebración del septuagésimo sexto aniversario del Día de la Marina, y desde su cubierta fue arrojada la ofrenda en memoria de hombres y mujeres caídos en el cumplimiento del deber.

Cabe aclarar que personal de la Séptima Zona Naval informó que ninguna de sus unidades a flote en Carmen aseguró el “Caleta”, por lo cual el operativo debió realizarlo una unidad asignada a la Quinta Zona Naval Militar, ubicada en Frontera, Tabasco.

Se trata de la segunda empresa asentada en Carmen señalada por autoridades federales por presunto huachicoleo a través de una de sus embarcaciones al servicio de Petróleos Mexicanos (Pemex).

La primera fue Hornbeck Offshore Operators de México, cuyas oficinas se ubican en la calle 60 por 31 de la colonia Petrolera, entre avenidas Aviación y Concordia.

Actualmente, Marinsa participa en la licitación del contrato para manejar un sistema integral de producción y procesamiento de petróleo crudo y gas en la Sonda de Campeche, para el servicio de recepción, regasificación, almacenamiento y transporte de gas natural licuado, así como un barco con capacidad para regasificar 600 millones de pies cúbicos diarios.

 

DEBIERON INHABILITARLA

El pasado 28 de enero, el artículo “Pemex, de mal en peor” publicado en El Financiero, señalan que “a finales de 2018 Marinsa, en consorcio con Pemex Perforación y Servicios, ganó un concurso para arrendar un barco perforador a Pemex Exploración y Producción”.

“El consorcio —continúa el escrito— ofreció a PEP un barco que no estaba terminado ni tenía certificados de clase, e incumplió al no presentar el barco perforador. Así pues, en estricto sentido, de acuerdo con las reglas de contratación de PEP, Marinsa debió de estar inhabilitada desde finales de 2018”.

Noticia anterior

Portada Carmen

Siguiente noticia

Nuevo desvío de 12 mdp de exedil