Tribuna Campeche

Diario Independiente

Tibieza en denuncias en contra de Romero

Da clic para más información

La tibieza con que actúa la Fiscalía General de la República y el Gobierno Federal, ante las decenas de denuncias que se han interpuesto en contra de Carlos Romero Deschamps, secretario general del Sindicato de Trabajadores Petrolero de la República Mexicana (STPRM), hacen presumir que existen acuerdos a espaldas de los obreros petroleros.

Afirmó lo anterior, el presidente fundador del Grupo Unido Campechano, Javier Bello Ávila, al indicar que los casos de corrupción al interior de este gremio y que han sido denunciados ante las autoridades de justicia, se encuentran plenamente documentados y probados.

Expuso que Romero Deschamps ha caído en una serie de corrupciones, donde se ha podido probar que en contubernio con funcionarios de la empresa productiva del Estado, ha llevado a cabo una serie de actos ilícitos en perjuicio de los trabajadores, a quienes chantajea y extorsiona.

Detalló que dentro de las acciones ilegales que el sindicato realiza en contubernio con funcionarios de Pemex, se encuentran la venta de plazas, comercio de fichas, descuentos ilegales de nómina, entre otros delitos que se encuentran plenamente comprobados.

“No puede ser que en todas las secciones del país se tengan las mismas características de corrupción, prepotencia, venta de plazas, y fichas, entre otros, pero nada procede en su contra”, señaló.

Bello Ávila dijo que el presidente Andrés Manuel López Obrador, ha mencionado que será respetuoso de la democracia sindical, pero no puede tolerar todo el contubernio y la forma delictiva en la que actuan porque se avasalla al trabajador.

Señaló que en aquí hay mucho trabajador de planta y jubilado, a quienes se les ha pisoteado sus derechos, y que además se atenta contra sus derechos laborales, porque no están de acuerdo en avalar actos ilegales.

“Creo que el presidente López Obrador y su equipo, tienen que darle prioridad al tema de la corrupción en el sindicato petrolero y las secciones, la FGR se tarda en judicializar las carpetas de investigación”, resaltó.

Destacó que el dirigente petrolero Carlos Romero cuenta con una serie de investigaciones en su contra, las cuales parece que llevan un paso lento en la investigación. No basta con escudriñar sus cuentas bancarias, sino despojarlo de una dirigencia espuria.