Inicio»Carmen»Otra muerte misteriosa en el penal

Otra muerte misteriosa en el penal

0
Compartidos
Google+

Por segunda vez en los últimos tres meses ocurre una extraña muerte en el Centro de Reinserción Social (Cereso) de Carmen, sin que nadie dé a conocer las causas, ante sospechas de asesinatos de los familiares.

Ayer por la mañana, Jesús de los Santos, apodado El Diablito, fue hallado muerto en su celda, y hasta el cierre de la edición las autoridades del penal no habían dado a conocer las causas del deceso.

Datos recabados por TRIBUNA indican que el occiso era nativo de Carmen, contaba con 36 años de edad y que hace unos 10 meses fue encarcelado.

Fuentes extraoficiales señalaron que alrededor de las 5:30 horas, El Diablito fue visto con vida por sus compañeros en el interior de su celda, desde la cual pegado a la reja saludó a varios.

Durante el pase de lista los custodios del Cereso se percataron de su ausencia, ante lo cual acudieron a la celda 9, donde lo encontraron inerte, sin vida.

Al parecer, estaba bajo tratamiento médico por una enfermedad mortal, al parecer SIDA, pero ninguna autoridad del penal confirmó o desmintió esta versión, ni las causas del fallecimiento.

Las fuentes tampoco revelaron los delitos por los que Jesús de los Santos había sido recluido.

SEGUNDO DECESO

Esta es la segunda muerte extraña que se registra en el Cereso. La primera ocurrió en agosto, cuando José Ignacio “El Soruyo” May Velázquez, perdió la vida y se especuló que fue a causa de peritonitis, aunque sus familiares comentaron que el cuerpo mostraba huellas de golpes.

Dejó de existir en el Hospital General “María del Socorro Quiroga Aguilar”, aunque a los parientes les notificaron del deceso un día después.

Los familiares de El Soruyo revelaron que cuando lo visitaban les comentaba que era golpeado y le habían advertido que no saldría con vida, lo que se cumplió meses antes de ser liberado por buena conducta.

En tanto, las autoridades carcelarias insisten en guardar hermetismo sobre estos casos, y los familiares exigen esclarecer las causas.

Mientras tanto, en el penal no hay persona autorizada para brindar información de lo acontecido la mañana de ayer.

Noticia anterior

Preservan tradición con “Hanal Pixán”

Siguiente noticia

De siete mmdp la deuda de Pemex