Inicio»Carmen»Mala atención en el Hospital de Pemex

Mala atención en el Hospital de Pemex

0
Compartidos
Google+

Para exigir mejores servicios médicos y adecuado abastecimiento de medicinas en el Hospital General y la clínica de Petróleos Mexicanos, pensionados petroleros protestaron.

Encabezó a los manifestantes Arturo Martínez Rocha, quien años atrás fuera dirigente de la Sección 47 del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM), y hoy es parte de la referida agrupación.

Martínez Rocha presentó un pliego petitorio en que expresan su respaldo a la enérgica exigencia del Comité Ejecutivo Nacional, encabezado por Manuel Limón Hernández.

“Nos manifestamos para que le den cumplimiento a lo establecido en el párrafo tercero de la Cláusula 89 del Contrato Colectivo de Trabajo Universal (CCTU), en el que se expresa que el servicio médico será proporcionado de manera integral y oportuna, empleando a personal técnico competente e instalaciones, equipos y recursos terapéuticos de la mejor calidad”.

Acompañado de unos 20 trabajadores petroleros jubilados, aunque de ningún funcionario de la sección que en antaño encabezó, exigió que se cubra la necesidad de medicamentos de patente aprobados por la Secretaría de Salud, e insumos para la toma de muestras de laboratorio y rayos X.

Todos los derechohabientes, tanto del Hospital Regional como de la Clínica de Primer Nivel, deben normalizar los servicios subrogados, pues hacen mella en la economía de sus familias.

Portando dos lonas, los inconformes exigieron atención inmediata en Urgencias, reembolso por la compra externa de medicamentos, pago de viáticos y comprobantes de los traslados de pacientes.

Este problema —expuso Martínez Rocha, que portaba cubrebocas—, se ha venido agravando desde el inicio de la presente administración, y hoy ha llegado al grado de que sólo entre 40 y 50 por ciento de las recetas son surtidas.

“No se cuenta con varias especialidades médicas, ante lo cual nuestros compañeros en activo en plataformas están desprotegidos ante cualquier contingencia”.

Sin aclarar por qué no lo acompañaban Víctor Matías Colunga y Víctor Kidnie de la Cruz, a quien heredó el cargo de secretario general, expuso que el temor de los jubilados se basa en lo que ocurrió en Villahermosa, Tabasco.

Para finalizar, negó que este movimiento sea estrategia para ganar adeptos ante la elección del área de jubilados de la Sección 47 del STPRM, “ya que desde hace varios meses hemos venido expresando nuestra preocupación ante el mal servicio médico que se nos brinda, y el riesgo en que ponen nuestra salud”.

Noticia anterior

Dan prórroga al Frente Campechano para corregir sus informes

Siguiente noticia

Indaga la Fiscalía presunto huachicol