Inicio»Carmen»Prohíben acceso a buques

Prohíben acceso a buques

0
Compartidos
Google+

FRONTERA., Para impedir que ocurra de nueva cuenta la incursión de buques de las plataformas petroleras de la Sonda de Campeche, que en Carmen no son recibidos y se desvían al puerto de Frontera o muelles particulares, como ocurrió a inicios de esta semana, la V Zona Naval Militar, en coordinación con la alcaldía de Centla, reforzó las medidas de sanidad y control de las aguas en los límites de Tabasco.

La alcaldesa de Centla, Guadalupe Cruz Izquierdo, reportó que con la entrada de la fase tres el Gobierno Municipal y las autoridades del Sector Salud, la Comisión Interinstitucional y la V Zona Naval Militar endurecieron las medidas de sanidad y control de las aguas en la zona, ante el potencial peligro de arribo de personas contagiadas de las plataformas petroleras.

“La Comisión Interinstitucional para atender la contingencia del coronavirus en Centla y la zona limítrofe Tabasco-Campeche, integrada por la alcaldía de Centla, el vicealmirante José Barradas Cobos, comandante de la V Zona Naval Militar, el doctor Carlos Tirado Hernández, jefe de la Jurisdicción Sanitaria No.3 en Frontera y la dirección de la Administración Portuaria Integral de Tabasco (Apitab), tomó acuerdos”.

“Se acordó reforzar las medidas de sanidad en los muelles del municipio, desde San Pedro, en la zona limítrofe con Campeche, y de Frontera, para prevenir la propagación del Covid-19 entre la población ante la llegada de embarcaciones”, señala.

El objetivo de las medidas de sanidad es evitar a toda costa la infiltración de buques procedentes de las plataformas petroleras, que en su tránsito por la Isla del Carmen no les permitan descender a las tripulaciones por riesgos de contagios y se desvíen a Frontera.

Aunque para pobladores como Nehemías García Chablé y Édgar Cortés la medida es tardía, porque precisamente fueron las autoridades de Centla las que, pese a la alerta, permitieron el desembarco de alrededor de un centenar de tripulantes de un buque abastecedor proveniente de las plataformas, de forma clandestina.

Esto ocurrió sin protocolos de sanidad y prevención de coronavirus, lo que podría acarrear graves consecuencias, porque la mayoría de la tripulación de la compañía Seriesa, de Ramiro Garza Cantú, dejaron ropas, rápidamente se vistieron y transbordaron combis del servicio suburbano y el camión que cubre la ruta Frontera-La Victoria.

Cuando los elementos de la Policía, la Guardia Nacional y de la V Zona Naval Militar llegaron a las instalaciones de Seriesa, que se ubica sobre la carretera Frontera-El Bosque, a cinco kilómetros al norte de Frontera, ya los tripulantes de la nave abastecedora se habían ido, lo que causa preocupación entre los pobladores porque muchos estuvieron contacto con tripulantes que ahora son sospechosos de ser portadores de coronavirus.

Noticia anterior

Urge aislar a personas de tres comunidades

Siguiente noticia

Portada