Tribuna Campeche

Diario Independiente

Avanza la indagación del presunto huachicol

Da click para más información

La Fiscalía General de la República (FGR) continúa con la integración de la carpeta de investigación en contra de los tres tripulantes de la embarcación Go Canopus, de la empresa Marinsa, S.A. de C.V., que fueron detenidos el pasado viernes 22, al no poder acreditar la propiedad de más 450 mil litros de combustible.

De acuerdo con la información, R.O.R.A., capitán y T.N., jefe de maquinista y su ayudante de la embarcación se encuentran asegurados ante la FGR, por la presunta comisión del delito de suministro de hidrocarburos, en espera de que en las próximas horas, sea judicializada la carpeta de investigación, para que se determine su situación legal.

Trascendió que además de los tres detenidos, la FGR pudiera someter a investigación a la empresa Marinsa, perteneciente al Grupo Cemza, ante la presunción de responsabilidades por el combustible no acreditado, encontrado en este navío de su propiedad.

De acuerdo con la legislación vigente, el barco Go Canopus, con registro IMO: 9528926, de bandera nacional, se encuentra a disposición de la FGR, la cual podría determinar su liberación, manteniendo la prisión preventiva de los tripulantes, en lo que se determina su situación legal.

La embarcación mantiene un contrato con Petróleos Mexicanos (Pemex), para realizar diversos trabajos en la Sonda de Campeche, sin embargo, se encuentra asegurada en el área de fondeadero frente a las costas de Ciudad del Carmen, a unos 20 kilómetros de distancia, bajo resguardo de la Secretaría de Marina (Semar).

Por el momento, tanto la FGR, como la Semar y la propia empresa Marinsa mantienen completo hermetismo sobre el avance de la investigación, sin dar a conocer detalles del aseguramiento.

El pasado viernes 22 durante una revisión de rutina, elementos de la Semar encontraron a bordo de la embarcación, 450 mil 590 litros de combustible, consistente en diésel marino, del cual no se pudo comprobar su legal procedencia.

Ante la presunción de un delito, el navío fue asegurado y trasladado a área de fondeadero, por una patrulla de la Semar.