Inicio»Carmen»Evade impuestos dueño de Marinsa

Evade impuestos dueño de Marinsa

3
Compartidos
Google+

Aunque José Luis Zavala Solís, dueño de la empresa Marinsa, se ensalza y autonombra como un empresario socialmente responsable y cumplidor, sus empleados lo acusaron de evadir impuestos a través de las outsourcing Herbert, S.A. de C.V., y Endelmay Services, S.A. de C.V., al obligarlos a firmar contrato cada mes, y así no generar antigüedad ni recibir las prestaciones correspondientes.

Los trabajadores desenmascararon al que consideran el jefe de la mafia petrolera, quien contrató bajo engaños al menos a 15 obreros que laboran en la plataforma Uxpanapa. Los denunciantes dieron a conocer que, aunque trabajan para Marinsa, los hicieron firmar contrato con la empresa Herbert con domicilio fiscal en Monterrey.

“A nosotros nos contrataron hace un año, pero ahora estamos sin goce de aguinaldo, vacaciones, y ninguna prestación de ley; somos como 15 personas. Subimos a la Uxpanapa, pero son dos plataformas que tiene Marinsa, esa y la Jap Driller. Nos habían ofrecido todas las prestaciones de ley, pero nunca fue verdad”.

Y aunque han solicitado una explicación a Sofía Scott Esquer, titular de Recursos Humanos de Marinsa, y a David Castelán Varelo, administrador de la Uxpanapa; así como a los directivos Marlon Andrei Arango Tenorio y Bladimir Ortiz Barrales, ninguno les ha dado respuesta sobre las irregularidades que denuncian, pues los talonarios que la empresa entrega no especifican nada acerca de los pagos.

Los quejosos revelaron que luego de un año de firmar contratos con Herbert, a partir de este mes el empresario Zavala Solís los hace firmar contratos con una empresa llamada Endelay Services, y luego de recibir un salario de 40 mil pesos, la nueva empleadora se los bajó a 38 mil 500.

Al acudir al Servicio de Administración Tributaria (SAT) a solicitar sus devoluciones, se percataron que la empresa Herbert no existe, por lo que no se realizaron aportaciones al Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit), mientras que al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) la cuota fue disminuida.

“Las irregularidades empezaron cuando iniciaron los pagos, que nunca fueron puntuales, y se hacían cuando veníamos a apretar; en diciembre pedimos el aguinaldo, el cual nos lo negaron totalmente, porque según estaba acumulado en el salario, lo mismo que vacaciones y otras prestaciones”.

Para concluir, acusaron que no les han respetado sus derechos laborales, ya que ahora los obligan a trabajar jornadas de 28 por 28 días con el mismo sueldo.

Noticia anterior

Bajan los homicidios, pero aumentan robos

Siguiente noticia

Municipio finaliza sana distancia en nivel de riesgo sanitario elevado