Inicio»Carmen»Apagón afectó a 120 mil carmelitas

Apagón afectó a 120 mil carmelitas

0
Compartidos
Google+

Afectaciones a comercios, oficinas públicas y gubernamentales y lentitud en servicios como cobro del puente La Unidad en Isla Aguada, ocasionó la tarde de ayer el apagón de más de hora y media en esta localidad y la cabecera.

La falla, provocada por trabajos que realizaban empleados de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en Isla Aguada, complicó la operatividad en supermercados y minisúpers, sobre a la hora de cobrar, porque las cajas quedaron “atascadas”.

Según funcionarios de la autodenominada empresa de clase mundial, el problema se originó en las líneas de alta tensión ubicadas en la carretera del Golfo, cruzamiento con avenida Campeche.

El apagón afectó a más de 120 mil usuarios, quienes manifestaron su molestar contra la CFE, debido a que no fue repentina, sino por labores de su personal.

Trascendió que desde la mañana, cuadrillas de trabajadores de la CFE laboraban en la referida zona tras detectar robo de energía eléctrica por parte de vecinos de un fraccionamiento. Se avocaron a reparar líneas. Cerca de las 6 de la tarde se registró la falla en una torre de conducción de las líneas de alta tensión. Habitantes de Isla Aguada y Ciudad del Carmen se quedaron sin el servicio.

Por el cierre de la carretera federal 180, tramo Isla Aguada-Sabancuy, el tráfico vehicular menor fue desviado por las calles del poblado, y los camiones pesados debieron esperar que concluyeran los trabajos de reparación.

Miles de usuarios llamaron infructuosamente al 071, pues la línea estaba saturada. Incluso algunos marcaron el teléfono del superintendente Eric Guadalupe Martínez Güemes, quien desvió las llamadas.

De acuerdo con personal de la CFE, al menos 120 mil usuarios de las mencionadas zonas soportaron más de hora y media con 31 grados de temperatura.

En calles de la Isla, usuarios interceptaron vehículos de la empresa para preguntar a los trabajadores sobre el problema. No hubo respuesta.

Jorge Peralta Montero, ingeniero de una empresa petrolera, lamentó las fallas que presenta de manera permanente “la supuesta empresa de clase mundial. Yo debía enlazarse en una videoconferencia, pero no pude y pensaron que soy informal, aunque después expuse mis razones”.

Noticia anterior

No definen fecha para reapertura de juzgados

Siguiente noticia

Sin medicinas para tratar el coronavirus