Inicio»Carmen»Siguen los daños a un mes de Cristóbal

Siguen los daños a un mes de Cristóbal

0
Compartidos
Google+

A casi un mes de que la tormenta tropical Cristóbal impactó al municipio, la región de los ríos y Mamantel tienen afectaciones en al menos 19 de las 32 comunidades, cinco mil 700 damnificados, deterioros en 750 viviendas y más de 10 caminos cosecheros que el agua destruyó, por montos aun sin estimar.

Reseñaron lo anterior, Benigno Martínez Canul, presidente de la Junta Municipal de Mamantel y Ernesto Núñez Méndez, comisario municipal de Aguacatal, al indicar que hasta el momento es incuantificable el monto al que ascenderán las pérdidas, y que se requiere de los apoyos federal y estatal.

Reconocieron que este fenómeno meteorológico recrudeció la crisis que enfrentaban y continúan los levantamientos —de los daños— por parte de los tres niveles de Gobierno, para conocer realmente la magnitud de la afectación.

En Aguacatal se concentra 15 comunidades, pero 14 de ellas sufrieron afectaciones, unas en mayor medida que otras. Ahí se reportan cinco mil 500 personas afectadas, donde al menos 300 de ellas tuvieron que pasar más de dos semanas en albergues.

Se estima que 300 familias perdieron todo su patrimonio, porque el desbordamiento del río Chumpán provocó que el agua alcanzara niveles históricos, los cuales superaron dos metros y medio de altura.

De la afectación a la agricultura, se reportan 20 hectáreas las que se perdieron, a decir de los agricultores que fue todo un año de cultivo.

Así también quedaron incomunicadas —los primeros cinco días— las comunidades como Santa Rita, Murallas, Generalísimo Morelos, Valle de Solidaridad, Fernando Foglio, Centauro del Norte, Allende Pejelagarto, Aguacatal II, Justo Sierra, Tres Valles, Vista Alegre, Juan de la Cabada, El Zapote y La Florida  —este último prácticamente lo desapareció el agua—.

Hasta el momento en Aguacatal se reportan 660 casas con daños, algunas de ellas de pérdida total, pero en su mayoría con afectaciones, situación que mantiene a esas familias esperando el apoyo que le prometieron las autoridades federales, por medio del Fondo de Desastres Naturales.

Con respecto a la infraestructura educativa, hay más de 50 centros escolares que abarcan preescolar, primaria, secundaria y preparatoria, pero en todos se reporta el ingreso de agua, y seguramente requerirán de un mantenimiento mayor.

De las comunicaciones, en Aguacatal, Telecomm es la única oficina para hacer pagos, cobrar recursos, pero ese lugar tuvo más de dos metros de agua en su interior, aunque para estas fechas pudieron restablecer el servicio.

Núñez Méndez recalcó que la Unidad Básica de Rehabilitación, espacio para personas con discapacidad, ahí se perdió todo, y aunque tomaron previsiones de levantar las cosas, el agua llegó al techo que tenía una altura de tres metros y medio.

Con respecto a la infraestructura urbana, al menos seis caminos cosecheros tienen severas afectaciones, además se estima que más de 40 kilómetros de caminos en esas dos regiones no tienen condiciones óptimas para el tránsito.

Por el acceso del agua, el 80 por ciento de las vialidades en Aguacatal están destruidas y es que no soportaron el agua y la corriente. Solamente las vialidades Carmen Sur y la Agustín Melgar están pavimentadas, dijo Núñez Méndez.

Murieron mil 500 reses: Moreno

De acuerdo a José Moreno Cebrero, Presidente de la Asociación Ganadera se contabilizaron unas mil 500 reses que murieron a consecuencia de las inundaciones, y en algunos casos fueron despedazadas por aves de carroña en las parcelas. Sin embargo, hay un cierto número sin registrarse porque la corriente del río las arrastró.

La Asociación Ganadera de Aguacatal tiene 64 socios, quienes recibieron  apoyo del Gobierno Estatal, Moreno Cebrero reconoció que ante la crítica situación. Tan solo en La Florida fueron más de 350 borregos los que murieron ahogados.

Por otro lado, en Mamantel de las 17 comunidades, cinco de ellas sufrieron afectaciones: Ignacio Zaragoza, Carlos V, Bajo Candelaria, El Triunfo y 18 de Marzo. Hubo unas 200 personas que tuvieron algunos daños en sus viviendas, y hasta ahora son alrededor de 100 casas las que tienen daños, principalmente en techos.

De caminos cosecheros se considera daños en unos 20 kilómetros, donde se tenía siembra de maíz y chihua, entre algunos productos cítricos, que forma parte de la actividad de un año.

Durante la última semana, técnicos de diferentes instancias gubernamentales realizaron levantamientos en la zona a fin de poder determinar cuánto y cómo será canalizada la ayuda, buscando contrarrestar los daños colaterales del paso de Cristóbal.

SABANCUY

En la Junta Municipal de Sabancuy a la que pertenecen 14 comunidades y teniendo en la demarcación a El Arca, la presidenta Angélica Herrera Canul, especificó que por el paso de la tormenta tropical Cristóbal 45 viviendas ubicadas en la Colonia Nueva se inundaron y hasta el momento 33 permanecen bajo el agua.

Luego de realizar un recorrido, recriminó que el Gobierno Federal no ofrece ningún tipo de apoyo a las familias que viven ahí. Es increíble que aun viendo las condiciones en las que están viviendo, donde siquiera existe baño.

Pidió a Katia Meave Ferniza, delegada de Programas Federales en la entidad, a que antes de emitir un dictamen acuda a Sabancuy, para que recorran la zona y constante que realmente existen afectaciones.

Noticia anterior

Ayer 74 casos y 7 defunciones, 6 extemporáneas

Siguiente noticia

En La Florida las casas desaparecieron