Inicio»Carmen»Que investiguen a Gerardo Gámez

Que investiguen a Gerardo Gámez

0
Compartidos
Google+

Que el Órgano Interno de Control del IMSS, inicie una investigación en contra del director del Hospital General de Zona (HGZ) 04 del IMSS, Gerardo Gámez Almaraz, por dejar a los héroes que están en la primera línea de batalla contra el Covid-19 sin equipos de protección e insumos, así como el mal manejo en la atención de crisis de salud que provocó que el 30% del personal de contagio.

Exigió lo anterior el diputado local independiente, Luis Alonso García Hernández, al remarcar que el personal del nosocomio está en riesgo de infectarse del coronavirus, ante la actitud negligente del director de nosocomio Gerardo Gámez Almaraz y de sus mandos superiores.

Aproximadamente un 30% del personal ha salido positivo a Covid-19, lo cual es grave dadas las condiciones del hospital, el poco personal, la falta de insumos y equipos de protección, pero sobre todo de medicamentos suficientes para la atención de los pacientes, sostuvo.

Indicó que trabajar en ese hospital representa un riesgo muy alto para la salud y la vida de los trabajadores y de sus familias, ya que los médicos, enfermeras, laboratoristas, camilleros y personal de limpieza trabajan sin las medidas adecuadas de protección.

Dio a conocer que se envió una carta a Zoé Robledo Aburto, director general del IMSS, firmado por personal de salud de diferentes áreas del hospital para que se tomen cartas en el asunto, sin embargo aún no se tiene respuesta alguna mientras sus vidas corren peligro.

Además desde antes del inicio de la pandemia en Ciudad del Carmen no se tomaron las medidas adecuadas para afrontar esta enfermedad, ya que según Gerardo Gámez, de acuerdo a sus cálculos, los pacientes no serían demasiados, argumentando que cuando mucho sólo serían 20 pacientes graves que requerirían de ventilación asistida, dijo.

“En un principio sólo dejó cinco camas de terapia y dos para hospitalizar a pacientes no graves, con lo que se daba a notar su falta de capacidad y experiencia, sin contemplar que el IMSS da atención a las plataformas que se encuentran en el Golfo de México, y en un brote de alguna empresa, se vería rebasada la capacidad de atención de los pacientes, lo cual desgraciadamente sucedió”.

“En su terquedad y soberbia, presumió el apoyo de la UMAE de Yucatán para los pacientes que estuvieran graves, pero nunca ocurrió”.

Entre las adecuaciones que hizo para la atención de pacientes enfermos de coronavirus, creó un área triage respiratorio, que ubicó lejos del área Covid, en una entrada de difícil acceso para mover a un paciente que acudiera en una ambulancia o en vehículos particulares, remarcó García Hernández.

Un chofer murió con síntomas de Covid

Eso no sólo generaba mayor desgaste, tiempo y esfuerzo en la movilidad de pacientes por parte de los choferes de ambulancia y camilleros, quienes carecían de trajes de protección personal. Un chofer de ambulancia, al que no le proporcionaban equipo adecuado falleció con síntomas de Covid-19.

Incluso el área habilitado a enfermedades respiratorias, inició con sólo siete camas y con un pasillo para que ahí el personal salga a desinfectarse, pero es tan pequeño que sólo alcanza una sola persona y no hay quien vigile como marca la norma.

Además cuenta con baño y el personal tiene que hacer fila de espera para salir del área contaminado, recalcó.

Se incrementó el número de camas y el número de personal por la elevada cantidad de pacientes hospitalizados, pero no se amplió la salida, ni el número de baños, lo que genera que se saturen los contenedores de ropa contaminada, así como cubrebocas, lentes,  caretas, entre otros.

Además el personal tiene que esperar hasta más de dos horas para ingresar al área de desinfección y bañarse antes de salir.

“Lo cual ocasiona que el personal se infecte de Covid, al ingresar y luego se va a su domicilio, y ya hay casos de familiares contagiados”.

Noticia anterior

Atracan ‘piratas’ el ‘Isla Monserrat’

Siguiente noticia

Marinos jubilados ofrecen seguridad en altamar