Inicio»Carmen»Trabajadores contagiados, indefensos

Trabajadores contagiados, indefensos

0
Compartidos
Google+

Al dar a conocer el servicio médico de Pemex no solo es deficiente, sino que además registra un desabasto en los medicamentos para tratamientos de enfermedades crónico degenerativas, Óscar Vázquez Ortiz, integrante de Movimiento Regeneración Nacional Obrero y Sindical (Morenos) de la Sección 47, denunció que a los obreros bajados de plataformas y dan positivo de Covid, no son amparados con la cláusula 43, sino que le aplican la 121 del Contrato Colectivo de Trabajo.

Expuso que el descontrol que se vive en Pemex con motivo de la pandemia, afecta al trabajador, porque no reconocen como riesgo de trabajo los contagios de esta enfermedad, además que violentan todas las leyes, dejan de reconocer como enfermedad profesional los contagios.

“El control debería empezar desde la atención de la empresa al trabajador, en el trato que se le brinda en el servicio médico, donde los trabajadores que presentan enfermedades crónico degenerativas, deben ser sometidos a aislamiento de inmediato, por acuerdo de la Secretaría de Salud y con base en la cláusula 43”.

El trabajador adscrito a la plataforma Abkatún Alfa, sostuvo que aún no hay un control de la pandemia a bordo de las instalaciones petroleras, ya que diariamente se presentan casos sospechosos de la enfermedad; lo que se agrava al no existir una prueba determinante que compruebe con efectividad, que los obreros no presentan la enfermedad.

“Siguen subiendo trabajadores asintomáticos portadores de la enfermedad a las plataformas, lo que provoca más contagios, aun cuando ya hay protocolos de seguridad a bordo, con la instrucción para bajarlos inmediatamente al presentarse el primer síntoma”.

Indicó que lamentablemente, al ser bajados los obreros, no son amparados con la cláusula 43, sino con 121, perdiendo todas sus prestaciones, “porque pasa a ser una enfermedad no profesional, cuando esa enfermedad debe ser profesional, por ser un contagio en los centros de trabajo”.

Subrayó que el servicio médico de Pemex es cada vez más deficiente, porque no se brinda atención de calidad a los obreros en activo y jubilados, así como sus familiares.

“Los médicos no dan ninguna explicación solo nos expiden una receta, con la indicación que la surtamos, lo cual afecta los bolsillos de las familias petroleras”.

Noticia anterior

Mano derecha del edil maneja las licitaciones

Siguiente noticia

Paseo por aire a la Virgen del Carmen