Inicio»Carmen»Carmelitas, a merced de la mafia en la CFE

Carmelitas, a merced de la mafia en la CFE

0
Compartidos
Google+

La Comisión Federal de Electricidad (CFE) simuló el supuesto apoyo del cambio de tarifa eléctrica 1F, pues con pretextos de reajustes tanto el superintendente Erick Martínez Güemes como los suministradores, extorsionan a los usuarios para recibir “moches” de hasta 10 mil pesos.

Acusó lo anterior el presidente de Gestoría Social Carmen, Marcelo Rosario Arcos, al lamentar que ni la exparaestatal ni el gobierno de la cuarta transformación es consciente con los carmelitas, quienes en fechas recientes enfrentaron “cortes” domiciliares.

Y reveló: “La Comisión Federal de Electricidad es un negociazo tanto del superintendente como del que anda ‘cortando’. Traen orden de corte o inventan que es de México, pero ellos mismos te dicen que si les das ‘un sencillo’ no proceden”.

Si consumes 100, a fuerzas quieren que sean 500, porque según tienes diablito, pero si peleas te salen con el famoso ajuste y ahora no son 500, sino 30 mil pesos a pagar. El problema es que permanecen los superintendentes del viejo régimen, y sólo generan problema al consumidor, sentenció.

“Lo de la tarifa es simulación, diría el presidente que es atole con el dedo lo que le dan a la gente. Aquí ellos hacen lo que quieren. Llegan, irrumpen en tu casa, te amenazan y te exigen dinero, parecen más narcotraficantes o secuestradores que los mismos delincuentes”, expresó Rosario Arcos.

Al frente está el superintendente, detrás hay una mafia de empleados de campo que encontraron su mina de oro en los carmelitas, a quienes hostigan a cambio de “mordidas” con “cortes” y reparaciones, acusó.

“Para evitar pérdidas por el cambio tarifario, con más frecuencia los empleados de la CFE cancelan el suministro y sacan ganancias, por lo que de nada servirá la 1F si persisten estas prácticas”.

La semana pasada y la que está por concluir han sido de terrorismo contra los usuarios, pues los trabajadores de la empresa montan supuestos operativos y obtienen hasta 40 mil pesos en un día, recriminó.

“No me pueden engañar, pues laboré ahí y vi claramente este tipo de irregularidades. También he sido víctima de este terrorismo, te quieren condicionar un servicio y el Gobierno no hace nada al respecto. Nosotros estamos indefensos y a merced de los directivos y personal operativo”.

Noticia anterior

Sin agua 3 días por trabajos en la 19 B

Siguiente noticia

Bajaron ayer a 3 obreros; van 1,534