Inicio»Carmen»Para lavar culpas, Tilo Miguel reparte despensas

Para lavar culpas, Tilo Miguel reparte despensas

0
Compartidos
Google+

Viví momentos de terror a su lado, debido al alcoholismo y drogadicción que padece Atilano Miguel Sánchez, y ahora me arrebata con violencia a mi hijo, expresó tajante, entre sollozos, Adriana Fernández López, exesposa del constructor, “que ahora en un acto desesperado para lavar sus culpas reparte despensas en gran parte del municipio”.

De entrada, la mujer, que vive con el latente temor de recibir una agresión de Miguel Sánchez “El Caguamo”, dijo que hace algunos años la maltrató, amenazó y apartó de sus hijos, y ahora de la noche a la mañana le salió su espíritu de político.

Del Viacrucis que vivió al lado y ahora vive separada de Tilo, relató que el pasado 9 de este mes, su exmarido viajó a Palizada para “secuestrar” al menor J. A. M. F. —hijo de ambos—, para aprovechar que ella no estaba en su domicilio y que la abuelita del niño lo custodiaba.

Sin embargo, al dar a conocer que su hijo le fue arrebatado, Miguel Sánchez publicó en red social un escrito para promover la guardia y custodia del menor, y una foto donde aparece el menor a su lado y su nueva familia.

Él no tiene la guardia y custodia, por eso empecé a peregrinar para que un juez familiar me dé la razón y permita tener a mi hijo conmigo. A cambio recibo amenazas de muerte constantes, reveló.

“Él se llevó a mi hijo, no me da una explicación del por qué sin mi consentimiento, sólo muestra la solicitud que promovió, no sentencia. La custodia la tengo yo. Me he cansado de interponer denuncias y quejas, pues nada sale a mi favor”.

En la forma como se dirige a mí afecta a mis hijos, pues no se mide en sacar armas delante de ellos. Insulta, ofende y ha encontrado cobijo en autoridades penales y familiares, remarcó.

ABUSOS

Fernández López hace una pausa, respira profundo y revela: “Durante mi matrimonio con Tilo Miguel, llegaba alcoholizado y hasta drogado, por lo cual en varias ocasiones abusó física y sexualmente de mí”.

De nuevo las lágrimas amenazan con traicionarla, y agrega: “Tenía que esconderme, correr con mis niños para que no nos hiciera daño. Viví cosas horribles a su lado”.

Cuando decidió divorciarse, en venganza Atilano Miguel usó las influencias que tenía en ese momento, durante el sexenio de Fernando Eutimio Ortega Bernés, para despojarla de sus pertenencias y quitarle de manera ilegal a sus dos hijos.

“Usó sus amistades, sus influencias y me despojó de todo. Falsificó documentos para quitarme todo, hizo atrocidades contra mi persona”.

Ahora, quiere aparentar la imagen de hombre amable, cariñoso y generoso, cuando no lo es. Es candil de la calle y oscuridad de su casa”, finalizó Fernández López.

Noticia anterior

Opaca la aplicación de dinero en módulo Covid

Siguiente noticia

Bajan a 2 petroleros