Inicio»Carmen»Hay deficiencias en Petróleos en materia de seguridad: López

Hay deficiencias en Petróleos en materia de seguridad: López

0
Compartidos
Google+

Es lamentable que sean necesarios los accidentes para que los administradores de la 4T de Pemex aprendan y detecten deficiencias en seguridad, aunque ni así las solventan, expresó Pablo López Figueroa, presidente de la Comisión de Vigilancia y Fiscalización, de la Unión Nacional de Técnicos y Profesionistas Petroleros (UNTYPP).

El Gobierno Federal —resumió—, dejó de invertir en infraestructura y mantenimiento en las plataformas marinas, para enfocarse únicamente en la producción, con lo cual los obreros y su seguridad quedaron a un lado.

Aunque el accidente donde cuatro trabajadores petroleros se lesionaron al caer de la viuda en la embarcación “Cerro de la Pez”, es de una compañía que brinda servicios costa afuera, Pemex tiene la obligación y responsabilidad de vigilar los procedimientos de seguridad en cada actividad establecida en los contratos contraídos.

Hace 15 o 20 años, el traslado de personal se hacía a través de cuerdas que eran tiradas de barcos a plataformas, por lo cual las llamaban “tarzaneras”, y casi al mismo tiempo empezó el uso de canastillas o “viudas”.

Ante el riesgo latente de accidentes instalaron puentes elevadizos, que al llegar embarcaciones con personal son colocados desde la plataforma hasta la cubierta, para hacer más seguro el traslado.

Sin embargo —continuó López Figueroa—, desde los gobiernos federales anteriores se comenzó a detener la inversión en infraestructura y mantenimiento, “pues para ellos lo más importante era la producción, no la seguridad de los trabajadores”.

“Hemos dicho infinidad de veces que estas acciones van contra la producción y el personal, pues cuando hay mal tiempo la embarcación no puede acercarse y hay riesgo de accidente en las ‘viudas’, que en algún momento debían fallar”.

El proceso de los puentes elevadizos no es muy caro, pero por la intención de dejar abandonadas las instalaciones petroleras, no sólo el transporte de personal, sino todo, a los gobiernos nunca les importó el obrero, sólo el dinero y la producción, que se manejaba al costo más bajo.

El Gobierno es responsable del accidente por dejar como chatarra las instalaciones petroleras y venderlas a la iniciativa privada, donde la mayoría de los políticos eran socios.

“A dos años del nuevo Gobierno, los que administran Pemex no saben de procesos y procedimientos, por eso aprenden a base de lo que sucede. Ahora ya saben que hacen falta rampas o puentes elevadizos”.

Pemex tiene la obligación de exigirles que cumplan con lo mínimo de seguridad, para garantizar la producción.

Noticia anterior

Amenaza de huelga en Grupo R; no paga

Siguiente noticia

Alto, riesgo de rebrote en plataformas marinas