Tribuna Campeche

Diario Independiente

Alistan con prisas sucesión sindical en Sección 42

Da click para más información

A 10 meses de finalizar su gestión como secretario general de la Sección 42 del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM), Luis Gerardo Pérez Sánchez destapó a su hermano Jorge Pérez Sánchez, como su sucesor, se acordó en urgente reunión privada el pasado fin de semana.

Reveló lo anterior Mario Alberto Arcos Lucio, disidente de este gremio y representante de un grupo de petroleros antigerardista, y reprochó a su dirigente las formas que emplea para tratar de perpetrarse en el poder, al viejo estilo de Carlos Romero Deschamps.

Recalcó que el hermano del líder sindical no reúne los requisitos para ser electo, además de demostrar desesperación al candidatear con demasiado tiempo de anticipación a su pariente.

La pretensión de Pérez Sánchez, de querer heredar a su hermano la dirigencia de la Sección 42, tiene la intención de continuar sangrando a los trabajadores. Eso constituye un acto de nepotismo y desesperación de la “Peggy”, porque sabe que su permanencia está en riesgo, expuso.

“Son flagrantes acciones que violentan claramente las regulaciones enunciadas de forma directa en nuestro mancillado estatuto sindical, en el titulo quinto, capítulo III, referente a las elecciones, en los artículos 272 y 281, pero lo hace con la complacencia de Manuel Rentería Acevedo, quien funge como presidente del Consejo Local de Vigilancia”.

Arcos Lucio recalcó que el pasado viernes 23, ante la asistencia de un reducido grupo de delegados de rol de guardia, no departamentales, externó su intención de respaldar a su hermano, pero con el apoyo de algunos sectores.

Pérez Sánchez, busca consolidar un ataque a la democracia sindical, como en antaño cuando colocó de “florero de mesa” a Marco Antonio Azuara García “El Gordo Azuara”, aunque en esta ocasión se vuela la barda, agregó.

El hermano de Luis Gerardo no cumple con los requisitos enmarcados en el capítulo V, título quinto, artículo 289, de los requisitos e impedimentos para ser funcionario sindical, inciso VII.

“Cabe hacer mención que tal acción, que más que decisión, es una forma de imponer de manera antidemocrática a un aspirante a sucederlo en la silla y lo peor, queda manifiesto su acción de nepotismo”.

Entre la base trabajadora existen activos importantes que pueden hacer un mejor desempeño que la nefasta familia Pérez Sánchez, porque con legítimos derechos pueden aspirar a ser secretario general, pero parece que Luis Gerardo tiene prisa por candidatear a su hermano, aseveró.