Inicio»Carmen»Rechaza Seduopi obra del malecón

Rechaza Seduopi obra del malecón

0
Compartidos
Google+

Por diversos vicios ocultos durante la construcción del primer tramo del malecón, que construyó la empresa Construcción, Edificación y Supervisión de Obras de Campeche, representada por Atilano Miguel Sánchez, la Secretaría de Desarrollo Urbano, Obras Públicas e Infraestructura (Seduopi) no aceptará la obra hasta que sean corregidas las deficiencias encontradas.

Confirmó lo anterior el subsecretario de Obras, Leonardo Verdejo Calderón, con lo cual desmintió a Miguel Sánchez, quien después de la inauguración argumentó robo de cables subterráneos ante la falla eléctrica.

La realidad es que Atilano —conocido en el mundo de la construcción como Tilo Chiquiteador—, colocó mal las piezas y se quemaron, y ahora esperamos que esta semana quede solucionado el problema tras dos meses sin electricidad en los 320 metros lineales, explicó el funcionario.

“Surgieron dificultades a la hora de conectar. No sé qué contratiempo tenía la CFE con el contratista, pero ya pidieron las piezas y están por llegar. A principios de semana debe quedar listo, de hecho hace unos días funcionó pero de nuevo todo se apagó”.

Aunque el constructor identificado entre los contratistas como Tilo Chiquiteador justificó que un día después de la inauguración fue robado el cableado, Verdejo Calderón aclaró que en las verificaciones de la Seduopi se dieron cuenta que instalaron mal el cableado.

Ante esta situación, el Gobierno del Estado no aceptó la obra, dio plazo de un año para las reparaciones en la red eléctrica, y de persistir la anomalía solicitará fianza por los vicios ocultos.

“Cuando el trabajo esté garantizado le recibiremos el trabajo al contratista, pero de vencerse el periodo de fianza por vicios ocultos y no entrega, lo haremos efectivo. No pensamos recibirlo en tanto no quede a satisfacción de la dependencia”.

De la supervisión que realizan, Verdejo Calderón comentó que personal estatal llega cuando el responsable o contratista asegura que solventó las deficiencias detectadas.

Sin afirmar que Miguel Sánchez es mal constructor, puntualizó que todos los empresarios deben cumplir lo estipulado en las especificaciones, de lo contrario, saben que existen penalizaciones.

Detectamos el problema de la red eléctrica, por lo cual el empresario colocó una planta de energía por la cual paga mil 300 pesos diarios para que haya electricidad provisional.

También ubicaron que no concluyó el desagüe y que en las calles hay algunas fracturas. El primer tramo, que inició el 30 enero y concluyó el 30 de mayo, costó 18 millones 575 mil pesos, aseguró el funcionario.

Noticia anterior

Seguimos en verde; ayer, 13 contagios

Siguiente noticia

Pretende Sosa manipular licitación