Inicio»Carmen»Enredó Comuna concurso privado

Enredó Comuna concurso privado

0
Compartidos
Google+

El proceso de licitación enredó el actual contrato con PASA, porque desde el pasado 15 del mes en curso ambas partes no tienen legalmente obligaciones, lo que podría generar fuga de recursos en detrimento del patrimonio municipal.

Advirtió lo anterior el síndico administrativo Miguel del Carmen Vadillo Gutiérrez, y lamentó que pese a sus obligaciones en el Ayuntamiento, ha sido ignorado en este y otros procedimientos que dejan en “el tintero” la situación actual de la concesión.

El contrato de concesión para la prestación del servicio de basura fue firmado el 11 de octubre de 2005, es decir, han pasado 15 años 39 días, entonces el actual Gobierno de Óscar Román Rosas González pasó por alto los alcances jurídicos que podría arrastrar esta situación.

Si bien es cierto que el primer recorrido de PASA se dio el 15 de noviembre de ese año —continuó Vadillo Gutiérrez—, ya pasaron cuatro días con la empresa y el Gobierno Municipal a la deriva, porque la concesionaria no está obligada a prestar servicio y el Ayuntamiento tampoco a pagarle.

Hasta el momento el asunto no ha sido notificado por el alcalde priísta para ser analizado en sesión de Cabildo, ya que si surge el conflicto legal la prórroga debe ser aprobada por regidores y síndicos.

“El proceso ha sido oculto y limitado, especialmente para los cabildantes de oposición. Desde la Dirección Administrativa existe una operación interna que manipula la licitación y sus alcances”.

“No sabemos qué trámite se realiza, sólo por la prensa nos hemos enterado de cómo avanza la licitación. Nadie nos ha notificado, incluso hubo propuestas económicas y seguimos sin saber nada. Todo ha sido apresurado, corto, prácticamente se desfasaron”.

Considerando los tiempos de hace 15 años y el actual, si el anterior contrato fue firmado un 11 de octubre de 2005 y este se concreta el 23 de noviembre de 2020, habrá desfase que saldrá de algún recurso, pero nadie sabe.

Vadillo Gutiérrez argumentó que con sólo dos empresas, los encargados de emitir fallo mañana deben ser responsables, pues la decisión impactará significativamente en temas ambientales y económicos.

No puedo decir a favor de quién se inclinará el Gobierno Municipal, pero que nadie se extrañe de una decisión salomónica, es decir, que uno recoja y el otro entierre la basura, pues sería la única forma de que nadie proteste.

“Antes de fallar deben de verificar capacidad y experiencia de cada empresa, dónde depositarán los desperdicios, que es lo que más nos preocupa. Tenemos terreno que garantiza cero que no se contamine, y si le sumamos los millones de pesos que nos comprometemos a pagar, el asunto es delicado”.

Finalmente, dijo que sus compañeros regidores Sergio Argemiro Montes de Oca y María de Jesús Bolón Cano, presidentes de las comisiones de Hacienda y Servicios Públicos, son directamente responsables de informar a la población y al Cabildo, pero siguen sin dar la cara.

Noticia anterior

Clases a distancia, efectivas en 68%

Siguiente noticia

Aniquila Sección 47 derechos laborales