Inicio»Carmen»Triste panorama en sector hotelero

Triste panorama en sector hotelero

0
Compartidos
Google+

Con una muerte lenta económica, que se aproxima a los empresarios, es como se mantienen los dueños de 20 hoteles cerrados y 40 activos, cuya ocupación no supera el 15%, pero además con pagos pendientes de petroempresas.

Afirmó lo anterior Victoria Álvarez Casanova, presidenta de la Asociación de Hoteles y Moteles de Carmen, al considerar el cierre del año como caótico, en materia económica.

El panorama de todo un año es triste, donde cada vez es más lejana la recuperación de ese sector, que resultó golpeado por la pandemia, sin que hasta el momento haya “luz al final del túnel”, vislumbró.

“Muchos hoteles arañan y sobreviven, mientras que otros siguen cerrados sin poder abrir, aunque no sabemos qué pasará y si podremos recuperarnos de este duro golpe a nuestros negocios. Lo cierto es que en esta asociación hay 60, pero 20 de ellos están cerrados”.

Algunos trabajan a un porcentaje no mayor al 15 por ciento de su capacidad. Este grupo enfrenta una serie de gastos operativos y de impuestos que será difícil que cubran antes de que termine el 2020, recalcó Álvarez Casanova.

Es una situación muy difícil, que sólo alguien en los zapatos de estos empresarios podría comprender, pues además de no tener ingresos, debe cubrir nómina, y de paso ver como su patrimonio se arruina por el desuso de esas instalaciones, observó.

Lo único que ha mantenido a los hoteles locales con ocupación mensual de un 15% es la industria petrolera, de resto se trata de personas que están de paso, como los choferes de camiones de transporte de comidas en la región peninsular.

DEUDA

Sobre el adeudo hacia algunos de sus socios, comentó que ellos esperan con ansias abonos a los créditos que dieron, porque difícilmente podrían recibir la totalidad adeudada, debido al atraso evidente que tiene Pemex con sus proveedores.

Aunque no quiso denominar que los más afectados son los hoteles “Covid”, muchos vacacionistas muestran temor cuando saben que fueron hospedados trabajadores relacionados con la industria petrolera.

La única forma de sobrevivir en esta pandemia era trabajar con diversas compañías, y desde luego adaptarnos al sistema de prevención que emplearon con sus obreros. Pero ya sabíamos los riesgos que podrían venir, estimó.

“Son varios a los que les deben, aceptan dar el servicio porque tienen miedo de perder el poco trabajo que les dan”.

“Ellos guardan con mucha secrecía los nombres de las empresas y montos, porque no quieren que se ofendan, piensan que si los ventanean perderán, esto desde luego que nos condena a una muerte lenta y segura”.

Este diciembre y el periodo vacacional no mejorará las condiciones críticas que atraviesan los hoteles, sin embargo, todos con vocación de servicio confiarán en que alguna buena noticia pueda llegar tras 10 meses, donde todo ocurrió  a consecuencia del Covid.

Apelamos a la disposición de las petroempresas y el compromiso de Pemex por saldar pagos atrasados, porque de lo contrario la economía en Carmen seguirá prevaleciendo, agregó.

Noticia anterior

Cero defunciones y 17 nuevos contagios

Siguiente noticia

Inconforme con la llegada de Gutiérrez militancia morenista