Tribuna Campeche

Diario Independiente

En crisis el sector hotelero: Álvarez

Da click para más información

Los hoteleros presentan adeudos de empresas que le brindan servicios a Petróleos Mexicanos (Pemex), hasta por 35 millones de pesos, lo cual afecta a empresarios del ramo.

Afirmó lo anterior, la presidenta de la Asociación Mexicana de Hoteles y Moteles, Victoria Álvarez Casanova, al explicar que ante los costos que representan las acciones de sanitización que deben realizar de manera constante, sus ingresos disminuyen considerablemente.

Recordó que desde marzo del 2020 cuando se inició el cierre de los establecimientos y restricciones para este sector, actualmente están en aprietos financieros, lo que complica el panorama actual.

“Ha sido complicado mantener el pago de los servicios como electricidad y agua potable, así también los salarios, pero si le sumamos el retraso en el pago de Pemex a sus proveedores, se viene una losa pesada y difícil de cargar”.

Es una situación muy difícil la que se enfrenta, ya que la mayoría de los hoteleros subsiste de los contratos que mantienen con empresas que prestan sus servicios para la petrolera nacional, las cuales a su vez comenzaron a diferir sus adeudos, explicó.

“Preguntaba los que tienen un poquito de trabajo, que es principalmente de compañias, quienes comentan que les  pagan a cuentagotas y eso los mantienen un una situación difícil, porque las petroempresas piden tiempo para cubrir sus adeudos,  pero el hotelero no tiene fiada ni la luz, ni el agua, ni el salario de los trabajadores”.

Además con la nueva modalidad, los insumos que se utilizan para brindar el servicio del hospedaje y la sanitización, se duplicaron con la pandemia, cuyos proveedores no dan créditos y se paga en efectivo la compra, sostuvo.

“Por ello es difícil cuando una compañía no paga a tiempo sino a cuentagotas, piden plazos entre 60 y 90 días para el pago de sus adeudos y ello afecta al sector. Todos  padecen  esta situación”.

Para finalizar, consideró que la declaratoria de regreso al color amarillo en el semáforo epidemiológico traerá afectaciones económicas para micros y pequeños empresarios, ya que las restricciones que se pudieran presentarse y que buscan evitar la propagación de la enfermedad daña al más afectado económicamente.