Inicio»Carmen»Pemex obstaculiza plazas a transitorios

Pemex obstaculiza plazas a transitorios

1
Compartidos
Google+

Al calificar como urgente y necesario que Petróleos Mexicanos (Pemex) libere las plazas que mantiene congeladas, con las que debe contratar personal transitorio para ocupar vacantes de los trabajadores que se mantienen en resguardo por la pandemia de Covid-19, Miguel Pineda Ortiz, presidente de la organización ciudadana “Por la Defensa de Pemex”, manifestó que la negativa de los directivos a hacerlo pone en riesgo la integridad de los obreros y de las instalaciones.

Y destacó que las protestas y manifestaciones que se han presentado en los complejos de Cangrejera y Morelos por parte de obreros transitorios que exigen a Pemex la liberación de esas plazas, podrían replicarse en Carmen y en otras entidades.

“Resulta desesperante para los compañeros no contar con un empleo, cuando se sabe del alto número de trabajadores que se encuentran en resguardo por el Covid-19”.

El dirigente explicó que a la instrucción de enviar a resguardo a los obreros que presentaran alguna comorbilidad, y que son considerados como de riesgo ante la pandemia, así como las bajas que se han tenido por los decesos a causa del coronavirus, habría que se sumarle el personal que sale de incapacidad o vacaciones.

“Anteriormente, cuando un obrero, por cualquier situación, no se encontraba laborando, su plaza o lugar era ocupada por trabajadores transitorios, quienes llevaban a cabo la labor el tiempo que fuera necesario, permitiendo de esta manera un óptimo desarrollo de las actividades, sin embargo, en la actualidad se considera que miles la plazas no están siendo ocupadas”.

Advirtió que al no cubrirse esas vacantes, no sólo incrementa la carga de trabajo para los empleados en activo, sino también se pone en riesgo la operación de las instalaciones, aumentando con ello las posibilidades de accidentes, incluso con consecuencias fatales.

Pineda Ortiz consideró como absurdas las medidas adoptadas por Pemex para disminuir la movilidad en las instalaciones y ahorrar, ya que el estrés, la carga de trabajo y la falta de mantenimiento, pueden traer consecuencias más costosas que la liberación de dichas plazas.

“Las cargas que ahora tienen los trabajadores, ponen en riesgo su integridad y las condiciones de operación de las instalaciones, pese a ello, los líderes sindicales permanecen callados, olvidando su deber de defender y proteger los intereses de los obreros que dicen representar”.

También sostuvo que permanece poco personal dentro de los complejos e instalaciones petroleras, ya que muchos se fueron porque son personas vulnerables, por lo que con los recortes y la cancelación de estas plazas, la carga de trabajo será muy alta, y por el cansancio se pueden cometer errores de consecuencias fatales.

Noticia anterior

Una muerte y 22 casos nuevos

Siguiente noticia

Terror en la ciudad por ataque armado