Tribuna Campeche

Diario Independiente

Urge frenar ecocidio

Da click para más información

Urge frenar la contaminación a los cuerpos de agua de la Isla, cada vez es más impactados ante la creciente depredación de los manglares y arroyos, señaló Marco Antonio Rodríguez Badillo, integrante de la Red Manglar Internacional en Ciudad del Carmen.

 

El activista indicó que el ser humano está acabando con el medio ambiente, pues en la Isla, viviendas y empresas descargan las agua negras a los arroyos, provocando la contaminación de estos cuerpos de agua, que impacta a la flora y fauna, por lo que urge frenar el ecocidio.

“Uno de los arroyos más afectados por el vertimiento de aguas negras y desechos sólidos es La Caleta, el cual presenta grave nivel de contaminación”, asentó.

 

Apuntó que los humedales costeros, en particular los manglares, son ecosistemas diversos y de gran importancia ecológica que brindan gran variedad de servicios. Están considerados como zonas de alimentación, refugio y crecimiento de juveniles de crustáceos y alevines, actúan como sistemas naturales de control de inundaciones y como barreras contra huracanes e intrusión salina.

Dijo que controlan la erosión y protegen las costas, mejoran la calidad del agua al funcionar como filtro biológico, contribuyen en el mantenimiento de procesos naturales tales como respuestas a cambios en el nivel del mar, mantienen procesos de sedimentación, son refugio de flora y fauna silvestre, poseen un alto valor estético, recreativo y de investigación.

 

“Pero desafortunadamente en la Isla se están perdiendo ciento de hectáreas de humedales por asentamientos irregulares, así como la descarga de aguas contaminadas, provenientes de algunas viviendas y empresas asentadas en esta ciudad”, refirió.

Hizo un llamado urgente a las delegaciones de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) a tomar cartas en el asunto, para frenar el ecocidio que se vive en esta Isla, considerada Área Natural Protegida.

Por último, lamentó ver como se acaban los humedales por asentamientos irregulares, así como talan los mangles para la construcción de empresas, muchas veces ante la complicidad de las propias autoridades que se encuentran encargadas de “preservar y proteger el medio ambiente”.