Inicio»Carmen»Quejas por alto precio de gasolinas en Sabancuy

Quejas por alto precio de gasolinas en Sabancuy

0
Compartidos
Google+

SABANCUY.— Quejas y molestias ha generado el incremento en los precios de las gasolinas en el centro de servicio de esta localidad, donde además no despachan los litros completos y los consumidores demandan la instalación de otra gasolinería para que ante la competencia disminuya el costo.

 

Un grupo de visitantes externaron que nunca pensaron que los precios de los combustibles en esta región estuvieran tan elevados y que aparte los gasolineros roben descaradamente a los consumidores al despachar litros incompletos.

“Mi vehículo tiene capacidad de sólo 40 litros de gasolina, me quedaba casi un cuarto tanque y todavía se llevó 39 litros”, aseguró uno de los entrevistados, quien al igual que Candelario Quej y Sebastián Banderas, indicó que los inspectores de la Profeco deberían intervenir para evitar esta anomalía.

“Nos parece que las gasolinas están muy caras para esta comunidad –la Magna ya rebasa los 22 pesos por litro– que nos dicen es de pescadores, siendo que es la materia prima utilizan para sus embarcaciones”, señalaron.

 

Por su parte, los pescadores ribereños Misael Martínez y Rodrigo Morales, manifestaron que lo caro del combustible que ellos utilizan les afecta gravemente, dado que para salir a la captura de palandro, robalo o sierra, tienen que recorrer largas distancias.

Comentaron que el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, prometió que bajaría el precio de las gasolinas, pero hasta el momento no ha cumplido.

“Si se le hace difícil reducir el costo del combustible debería reactivar el apoyo en gasolina y los recursos que otorgaba Pemex, con eso se beneficiaría más a los pescadores y no con los siete mil 200 pesos que proporciona en compensación por la baja captura de especies que mantiene en crisis al sector pesquero”, finalizaron.

Noticia anterior

Reciben ribereños apoyos de Sepesca

Siguiente noticia

Piden a Óscar Rosas y Roger León dejar política y ponerse a trabajar