Inicio»Carmen»Riesgo en Pemex por necedad de Romero

Riesgo en Pemex por necedad de Romero

0
Compartidos
Google+

El responsable de los accidentes que se registran en las instalaciones de Petróleos Mexicanos (Pemex), tanto en las refinerías, plataformas marinas, como ductos, es el propio director general, Octavio Romero Oropeza, por la necedad en bloquear plazas y la falta de cobertura de las mismas, además de la insuficiencia de recursos para las actividades de mantenimiento preventivo y correctivo.

Afirmó lo anterior Facundo Durán Sabido, presidente del Frente del Grupo de Petroleros Liberales de México, al señalar que la explosión suscitada en la refinería General Lázaro Cárdenas del Río, en Minatitlán, Veracruz, es el resultado de la necedad del director general de Pemex.

Esas son las consecuencias de bloquear plazas y falta de coberturas por personal transitorio. Aunque en esta ocasión no hubo pérdidas humanas, lo cierto es que son la muestra de una sandez de Romero Oropeza, sostuvo.

No sólo le quitan la oportunidad de trabajar a los compañeros transitorios, sino que mantiene a trabajadores de operación laborando turnos de hasta 36 horas, además de la falta de personal de mantenimiento, indispensable para mantener en buenas condiciones los equipos y las instalaciones, dijo.

“Aunado a la falta de personal se suma la falta de estrategia de mantenimiento y la negativa de la autorización de refacciones y pagos de tiempo extra e insalubre, lo cual arriesgan la seguridad de los obreros y de las instalaciones”.

El activista petrolero significó que en el accidente en la refinería de Minatitlán, no solo estuvo en riesgo las instalaciones, sino toda la ciudad, con consecuencias catastróficas, que afortunadamente las condiciones meteorológicas del viento, evitaron que las llamas lleguen a los tanques de almacenamiento.

“El riesgo de accidentes en las refinerías y en las plataformas de Pemex en la Sonda de Campeche, se encuentra latente, ante la falta de interés, por negligencia o desconocimiento del director general, Octavio Romero, porque se mantiene en la postura de congelar plazas y de reemplazar al personal”.

La psicosis que impera en Pemex llega al grado de que el personal de confianza se quiere volver sindicalizado, dada las limitaciones que se tienen para desempeñar labores en campo y oficinas, expuso Durán Sabido.

Indicó que en semanas atrás, el Centro de Procesos Abkatún estuvo a punto de sufrir otro accidente, ante la sobrecarga, sin embargo, la destreza y entrega de los petroleros, evitó que sucediera, por lo que es necesario que las autoridades tomen conciencia de estos hechos.

Noticia anterior

Insisten en quitarle a Villanueva su predio

Siguiente noticia

Más de dos semanas sin agua en Isla Aguada