Inicio»Carmen»Vándalos no dejan construir sala de velación en el panteón

Vándalos no dejan construir sala de velación en el panteón

0
Compartidos
Google+

NUEVO PROGRESO.– Si en el panteón ejidal de la comunidad de Atasta no se ha construido una sala de velaciones, es porque los vándalos destruyen todas las obras de beneficio social y por si fuera poco roban los cables del fluido eléctrico para sustraerle el cobre y con ello buscar dinero para sus vicios.

Así lo dieron a conocer Antonio de los Santos Hernández Cruz, Gualberto Arias Sánchez, Rogaciano González Rodríguez, Servando López Noverola y Cruz Alberto Venancio de la Rosa, habitantes de la Península de Atasta, quienes añadieron que así lo han manifestado las autoridades del municipio del Carmen y de la Junta Municipal de Atasta.

Los declarantes afirmaron que las conexiones de cables y hasta luminarias, que en su momento colocó Manuel de Jesús Cordero Ribera, exrector de la Universidad Tecnológica de Campeche (Utcam), fueron robadas, “desaparecieron algunas lámparas de los postes y destruyeron los vestidores, rompiendo los cristales en la presente administración de Roger León Jiménez, quien se comprometió a hacerle una reparación general al Deportivo El Atasteco, pero todo quedó en el olvido.

Subrayaron que otra obra que destruyeron los vándalos fueron las palapas turísticas construidas con recursos estatales cuando gobernaba Eutimio Ortega Bernés; desaparecieron los escalones de madera hacia la Laguna de Atasta, desmantelaron los cables de conexiones y los faroles instalados por electricistas que llegaron de la capital del Estado.

Afirmaron que aunque en cada comunidad saben quiénes son los presuntos responsables que se dedican a robar, no los denuncian por temor a represalias y según se supo, que aunque los habitantes de Atasta pueblo ven con tristeza que no se construyen obras para ir cambiando la imagen de la comunidad, se debe a que los integrantes de las bandas organizadas no son denunciados, detenidos o sancionados por ninguna autoridad.

Finalmente subrayaron que en el cementerio de la comunidad de Nuevo Progreso se construyó esa obra y aunque cuenta con cristales y está fuera de la zona habitada, hasta la fecha no han destruido nada y ahora que fue rehabilitada los pobladores, ejidatarios y amas de casa se encuentran a la expectativa para que no sea dañada la obra.

Noticia anterior

Ola de calor agudiza la crisis por falta de agua

Siguiente noticia

Es 3º. Monterrey