Inicio»Carmen»Invaden cucarachas el hospital del IMSS

Invaden cucarachas el hospital del IMSS

1
Compartidos
Google+

Como aún no son reparados los equipos de aire acondicionado, pacientes del Hospital General de Zona 04 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) se ven obligados a abrir las ventanas pero son invadidos por fauna nociva, especialmente cucarachas, aseguró Reyes Gaspar Ravell Cobá, secretario general de Movimiento por la Esperanza A.C.

Luego de que la regidora Rocío Cárdenas Argáez denunciara carencias en ese nosocomio —agregó—, la situación empeoró, pues ahora hay quejas por la presencia de cucarachas voladoras en pasillos y camas, lo que representa un martirio a la hora de dormir.

De acuerdo con algunos pacientes, estar hospitalizado se convierte en un “infierno”, pues independiente del calor por la falta de climas funcionales, enfrentan el azote de insectos y bichos.

Las ventanas de los cuartos que dan hacia la calle 41-A permanecen abiertas todo el día, pues un ventilador es insuficiente para refrescar, pero es insoportable dormir en esas paupérrimas condiciones, lamentó Ravell Cobá.

“Aunque sabe de estas condiciones, el director del IMSS, Gerardo Gámez Almaraz, se hace de la vista gorda y no evita que los enfermos pasen penurias cuando son hospitalizados”.

Al platicar con una persona recién operada, me explicó que el cuarto donde permanecía estaba rodeada de insectos, principalmente bichos que vuelan por toda el área. Incluso reveló que hasta los enfermeros huyen y no cumplen con sus horarios para aplicar medicamentos.

La presencia de cucarachas en el área de hospitalización demuestra que no existe fumigación constante, independientemente de que el 90 por ciento del inmueble está convertido en un horno, criticó.

Lo del aire acondicionado ya no puede ser tema insignificante, sino de alta prioridad, porque desde los últimos meses los derechohabientes están “al garete” y Gámez Almazar pone oídos sordos ante reclamos y exigencias de solución a los problemas.

“No basta con alzar la voz a nombre de los derechohabientes, menos pedir respuesta por oficio, lo único que queda por hacer es cerrar la vialidad y abrirla hasta que cesen al director del nosocomio”.

La presencia de moscas, cucarachas y otros bichos sólo lo veíamos en hospitales de África a través del Internet, pero ahora vemos mucha similitud con lo que ocurre actualmente aquí, aseveró Ravell Cobá.

Qué cosas más deben ocurrir para que la Delegación del IMSS entienda que comete un acto criminal, pues no puede dejar a sus enfermos sin aire acondicionado. Si no tienen dinero que hagan boteo, pero no es válida su actitud despectiva, reprochó.

Noticia anterior

Otra vez la ciudad se queda sin agua

Siguiente noticia

Inician campaña hacia la alcaldía