Inicio»Carmen»Protestan exobreros por cobro de Aduana

Protestan exobreros por cobro de Aduana

0
Compartidos
Google+

La Aduana Marítima, a cargo de Joel Castuera Hophann, exige que le paguemos más de nueve millones de pesos de un impuesto que no cubrió Oceanografía, para entregar el oficio de baja definitiva del barco Caballo Azteca.

Denunciaron lo anterior extrabajadores de la referida empresa, al protestar ayer en las afueras de la Aduana, y criticar que el citado buque permanece en el puerto de Seybaplaya y visiblemente “chatarreado”.

Homero Terán Vanoye, exgerente de Construcción de Oceanografía, uno de los afectados por el incumplimiento de la naviera en el pago de salarios caídos y liquidaciones, encabezó la manifestación, que inició cerca de las 10 de la mañana.

Venimos a manifestarnos a la Aduana porque pretenden cobrarnos un impuesto que no nos corresponde. Hubo intento de venta del barco, pero no se concretó por la exigencia del pago de la baja definitiva, que debe ir a cargo de Oceanografía de Amado Yáñez Osuna, expresó Terán Vanoye.

“Si en su tiempo las autoridades aduanales omitieron el desembolso a Oceanografía, pues que a ellos se lo cobren, no a los extrabajadores, porque el barco pasó de valer 38 millones de pesos a 12 millones”.

“Aduana nos comentó que el cobro se basa en el 21 por ciento del valor del barco, pero toma como referencia los 38 millones, lo que nos dejaría sin nada de la poca ganancia que podría dejarnos la venta del navío”, expuso.

Es mucho dinero. No podemos pagarlo. Somos preferentes de nuestro derecho y la embarcación la deben entregar libre de cualquier impuesto, narró.

Terán Vanoye reveló que del Caballo Azteca, la barcaza DLB801 y Caballo Criollo también tienen laudo firme, el cual Castuera Hophann igual pretende cobrarles tan pronto tomen posesión de los navíos.

Las acciones de la Aduana local son claro ejemplo de que las autoridades se prestan a actos de corrupción en nuestra contra, recriminaron los manifestantes.

Y sentenciaron: “Si Oceanografía no pagó esos impuestos, que sancionen a los responsables de las omisiones, lo cual incluye a quienes estaban en funciones, como el caso de Carlos Lucio, subadministrador de la Aduana”.

Terán Vanoye señaló que en dos ocasiones el Caballo Azteca fue chatarreado a la vista de la Aduana y de cualquier otra autoridad. En Sabancuy y frente al puerto de Seybaplaya pasó lo mismo, pero tampoco hicieron nada.

Al tiempo que mostraban las cartulinas de protesta, los manifestantes cuestionaron: ¿Por qué a quienes chatarrearon nunca les pidieron que pagaran este impuesto?

Esos rateros estaban en contubernio con mucha gente, y ahora que la situación del barco es legal quieren que paguemos, por eso solicitamos investigar a esos funcionarios públicos, concluyó.

Noticia anterior

Protestan taxistas defraudados por exdirector del IET

Siguiente noticia

Persisten deficiencias en hospital del IMSS