Inicio»Carmen»Perjudica a constructores exclusión de la Sedatu

Perjudica a constructores exclusión de la Sedatu

0
Compartidos
Google+

Al cuestionar el poco tacto de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) en el manejo de los concursos que incluyen obras como el Mercado del Chechén y la ampliación del malecón, el presidente de la Delegación Carmen, de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), Teodoro Pérez Chan, afirmó que la apertura de propuestas económicas en puerta son simulaciones.

Las trabas que estableció la Sedatu, señaló, son un perjuicio para los constructores, que no podrán ofertar en el evento agendado por la Sedatu para mañana (por hoy), pues sólo participarán alrededor de 10 compañías foráneas.

“En la reciente junta de aclaraciones, donde la Sedatu confirmó la cancelación del mercado artesanal, sólo la empresa capitalina Tucán Infraestructura hizo cuatro cuestionamientos relacionados con precios y detalles de construcción, y ninguna empresa local participó”.

Los procesos para cerrarles el paso a los constructores —narró Pérez Chan—, inició con el precio alzado y la comprobación de experiencia, porque ninguno de los constructores carmelitas hemos hecho obras como mercados, parques o centros culturales.

Excluir a los empresarios locales de las licitaciones es señal de lo poco que le interesa al Gobierno de México generar desarrollo y oportunidades de trabajo en las localidades, pues las constructoras carmelitas generamos empleos.

“Como la Sedatu estableció sus dos concursos a precio alzado, los constructores no tenemos márgenes para establecer una propuesta sólida, y además exigió comprobar experiencia en la edificación de otros mercados y estructuras similares, lo que deja fuera a la mayoría”.

Será mínima la derrama económica para Carmen, pues los proyectos serán para empresas foráneas, por eso exhorto a los sindicatos a permanecer en alerta y cuidar que la mano de obra sea local, expresó.

El representante de los constructores carmelitas apuntó que los proyectos de la Sedatu no fueron parejos. “Muchos empresarios quisieron realizar las obras pero no pudieron concretar nada, debido a que los presupuestos eran muy elevados, y desde el inicio sabíamos que estaban dirigidos a pura compañía de fuera”.

Conforme a las bases del proceso, que concluye el 5 de mayo con la designación del fallo, quedó claro que el Gobierno Federal no tiene interés en generar fuentes de empleo locales, para revertir la crisis económica.

Los sindicatos y proveedores deben exigir participación para ser contratados, pues es probable que las empresas foráneas traigan su propia gente a trabajar y desplacen a obreros locales, finalizó.

Noticia anterior

Bloquean calles por mal servicio de CFE

Siguiente noticia

Muere en volcadura