Inicio»Carmen»Pelean morenistas y aparentes priístas

Pelean morenistas y aparentes priístas

1
Compartidos
Google+

Una caminata de campaña en la colonia Insurgentes que realizaban los candidatos de Morena, Pablo Gutiérrez Lazarus y Violeta Bolaños, terminó en batalla campal entre simpatizantes suyos y aparentemente militantes del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Los morenistas César Marín Reyes, José Xavi y Francisca Zárate salieron lesionados. No hay detenidos.

Los hechos ocurrieron alrededor de las 19:30 horas, cuando Pablo y comitiva caminaban sobre la calle Vicente Guerrero y fue increpado por un grupo de personas apostadas en la avenida Corregidora. Ambos grupos se lanzaron primero insultos, luego vinieron los golpes.

Según los morenistas, aunque vecinos señalaron que todo fue orquestado por la lideresa de la colonia, Romana García y una persona identificada como El Gama, “en el lugar estaba la dirigenta seccional Miriam López Fuentes, quien encabezó la agresión”. No todos los participantes portaban insignia partidista.

Y vino el caos. Algunas personas sacaron pistolas, otras armas blancas, manoplas, fierros, palos y cualquier cosa que pudieran lanzar. Hasta huevos.

Molestó a los morenistas la agresión a una mujer del equipo de campaña de Pablo. Le aventaron una botella de ácido, líquido que le cayó en un brazo y en la pierna derecha. Ante el ardor, vecinos la cobijaron para que se cambiara de ropa.

Los residentes se resguardaron en sus casas, pues la Policía Municipal no llegaba pese a los insistentes reportes. La gresca subió de intensidad, ante lo cual tuvieron que meter casi a la fuerza a Gutiérrez Lazarus a una vivienda para protegerlo.

El abogado del candidato morenista, Julio Sánchez Solís, dijo que tienen videos para ubicar a los responsables de la agresión, y que esos datos le servirán para presentar la denuncia contra quienes resulten responsables.

Una hora después, el litigante organizó a unas 50 personas para que rodearan una camioneta roja donde pretendían subir a Gutiérrez Lazarus para llevarlo a un lugar seguro.

El excalde permaneció resguardado en una vivienda amarilla de dos plantas en la Vicente Guerrero, para evitar la agresión que comandaban Romana García y El Gama. Hora y media después subió a la camioneta propiedad de Eli García Basto, que fuera su director de Transporte Urbano Municipal (TUM).

Volvió la calma. Minutos después arribaron varias patrullas  y motociclistas, lo que molestó a los morenistas, quienes lanzaron piedras a la unidad 53 de la Policía Estatal Preventiva (PEP).

Noticia anterior

Abandonan escuela en Cancabchén por sospechas de Covid

Siguiente noticia

Seis candidatos en riesgo de perder