Inicio»Carmen»Culpa Pemex por fuga a pescadores

Culpa Pemex por fuga a pescadores

0
Compartidos
Google+

ATASTA.— La fuga de gas detectada el martes —que hasta el momento no ha sido controlada—, en un ducto podrido y agrietado de Pemex a la entrada del pueblo de Atasta, es una de varias fallas que la empresa disfraza, y ahora se le hace fácil decir que se trata de una toma clandestina e insinuar que es autoría de los pescadores, en vez de asumir su responsabilidad.

Denunciaron lo anterior habitantes encabezados por Deysi Salavarría Tacú, Manuela Ruiz García, María Elena Tacú, Dominga Tacú García, Leydi Hernández González, y el representante de la sociedad cooperativa DEl MechónE, Ángel Hernández, al rechazar las acusaciones de Pemex y advertir que realmente no es una, sino dos las fugas que hay dicha tubería.

Esto se debe a que las autoridades se han hecho “ojo de hormiga”, pues desde hace 40 años no dan mantenimiento a los gasoductos podridos, que representan una bomba de tiempo sobre la que está asentado el pueblo atasteco.

“Los oficiales de Pemex quieren disfrazar las fallas al decir que es una toma clandestina, cuando quienes descubrieron la fuga son pescadores y se trata de una grieta en el tubo. Quieren cubrir su falta de compromiso con la población ante un posible suceso trágicoE.

“Como pobladores de aquí no podemos acercarnos a esa parte de la laguna, pues te abordan esos oficiales para cuestionarte a qué vas, qué haces y exigen que te retires. No permiten que nos acerquemos a las tuberías, ni a la bomba de recomprensión”.

“Si se tratara de una toma clandestina, cómo es posible que con tanta vigilancia no se hubiesen dado cuenta. No es una toma clandestina, sino una grieta que hay en el tubo”, recalcaron.

Los caseríos —expuso Salavarría Tacú— están a 100 metros de la fuga, donde ayer se escucharon sirenas. Si hay explosión, la onda expansiva sería de dos kilómetros y nos afectaría.

Tras hacerse pública la fuga, los pescadores y el comisario del pueblo lograron reunirse con personal de Pemex, pero éste los llevó a la planta para intimidarlos al expresar que a lo mejor ellos habían hecho la supuesta toma clandestina.

Además, recalcó que no hay apoyo para los ribereños, pues Pemex tiene todo pagado, sin embargo, las aguas son federales y no pueden evitar que el pescador se defienda, y tampoco ha terminado de pagar las afectaciones, reprocharon los inconformes.

De la insinuación sobre la autoría de la toma clandestina, recalcaron: “Sabemos que no puede ser abierta con una lima, sino se necesita equipo especial, el cual no podemos comprar porque vivimos al día. Por eso nos quejamos, pues Pemex no nos deja salir a buscar el sustento”.

Noticia anterior

Salgan a votar y no se dejen intimidar

Siguiente noticia

Destroza portón y fachada de casa