Inicio»Carmen»Simula preocupación el sindicato petrolero

Simula preocupación el sindicato petrolero

5
Compartidos
Google+

La anunciada cancelación de plazas en Pemex es de alta preocupación para los dirigentes del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM), por eso la utilizan para generar conflictos y denostar el trabajo del Gobierno Federal.

Manifestó lo anterior Raúl Drouaillet Patiño, coordinador nacional de la Asociación de Petroleros y Ciudadanos del Sureste de México, y denunció que persisten las extorsiones y los “moches” contra los obreros a cambio de trabajo, indicativo de que no les interesa el bienestar de sus compañeros.

Desde hace algunos meses surgió la supuesta, falsa y simulada preocupación de los “líderes charros” del STPRM, ante presuntas violaciones al Contrato Colectivo de Trabajo (CCT), cuando durante muchas décadas ellos permitieron estas anomalías en perjuicio de la clase obrera, a cambio de dádivas o regalías.

“Hoy salen envestidos con una cortina de presunta preocupación, para hacer creer a los sindicalizados que tienen interés en defenderlos, pero realmente no les importa el bienestar de la clase trabajadora y familias, sino las próximas elecciones para renovar la dirigencia del Comité Ejecutivo Nacional y las secciones”.

Durante muchos años —continuó Drouaillet Patiño—, la petrolera ha despedido personal para que empresas de directivos de Pemex y del sindicato contrate otro, con salarios más bajos y menores prestaciones. “Es una explotación laboral tolerada por las autoridades”, recriminó.

“Los dirigentes sindicales se oponen hoy a los programas de austeridad de Pemex porque acabarían sus excéntricos beneficios y prebendas, por eso amenazan con paros y protestas, pero fueron mudos y sordos ante el saqueo y la venta de activos de la petrolera”.

No hay que olvidar —prosiguió Drouaillet Patiño—, que durante la pandemia los dirigentes dejaron solos a sus representados, lo cual derivó en miles de contagios y cientos de muertes de obreros activos, pero no olvidaron seguir extorsionando y cobrando “moches” de entre cuatro y 10 mil pesos.

Además, la renta del transporte de persona que ofrece cada sección sindical, ha sido un negocio de miles de millones de pesos en complicidad con directivos de Pemex.

“Hoy pegan patadas de ahogado porque saben que se encuentra próxima su salida de las dirigencias, y temen ser llevados ante la justicia por el saqueo a las arcas del sindicato”.

Noticia anterior

Llama Iglesia Católica a respetar los resultados

Siguiente noticia

Con fractura, baleado en Colonial Campeche