Inicio»Carmen»Fuga de gas puso en riesgo a los atastecos

Fuga de gas puso en riesgo a los atastecos

0
Compartidos
Google+

ATASTA.– El argumento de una toma clandestina en la tubería que lleva gasolina amarga en inmediaciones de la “Estación de Impresión Boca Toma Km 02+300” a la entrada de Atasta, sólo ha sido una “cortina de humo”, porque la fuga de gas que se registró puso en peligro a miles de pescadores, ganaderos, agricultores y gente que vive en la Península de Atasta.

Para el legislador con licencia, Carlos César Jasso Rodríguez, una “toma clandestina” no puede ocurrir y todos los argumentos de Petróleos Mexicanos (Pemex) son una “cortina de humo” para deslindarse de la responsabilidad.

“Eso nunca había ocurrido aquí en la Península de Atasta y menos en este punto que siempre está bien vigilado por los especialistas de Pemex y encima aquí, justo en el kilómetro 131, frente a la entrada a la Planta de Gas de Atasta”, afirmó.

Señaló que todo lo que ocurrió tras la fuga puso en peligro la vida de miles de atastecos, porque se pudo constatar que para reducir los riesgos, Pemex sólo se concretó, en un inicio, a echar agua a la tubería de gas para prevenir una explosión.

Sin embargo, los riesgos son constantes y no es la primera vez que se ha exhortado, desde el Congreso del Estado, a la secretaria de Energía, Rocío Nahle, y al director de Pemex, Octavio Oropeza, que atienda la Planta de Recompresión porque tiene muchos años, desde la actual administración, que no se le da mantenimiento, mucho menos a las tuberías podridas, lo que representa un peligro latente, refirió.

La planta es una infraestructura muy importante porque de aquí mandan el gas amargo a Ciudad Pemex, Tabasco, y se va por tuberías, por lo que los atastecos viven sobre los coductos que en cualquier momento podrían explotar.

Y el ejemplo fue la fuga de gas, que mientras puso en peligro la vida de miles de atastecos, por inicio, los principales perjudicados han sido los pescadores, porque además que por la fuga ya se les prohíbe el uso del camino a sus embarcaderos, estuvieron varios días inactivos y corren el riesgo de que se contaminen sus áreas de pesca.

Noticia anterior

Urge evitar el ecocidio: Ruiz

Siguiente noticia

Serie pareja