Inicio»Carmen»Opacidad en obra del Puerto “Isla de Tris”

Opacidad en obra del Puerto “Isla de Tris”

0
Compartidos
Google+

Es momento de que la Auditoría Superior del Estado (ASE) inicie una investigación contra Gonzalo Hernández Pérez, gerente de la Administración Portuaria Integral (API) del Puerto Industrial “Isla de Tris”, porque existe opacidad en la asignación millonaria —no proporcionó cifra— de la pavimentación con concreto hidráulico del acceso 4.

Así lo señaló Reyes Gaspar Rabel Cobá, secretario general del Movimiento Nacional de la Esperanza en la Isla, y aseguró que no hay registro de esta obra —en proceso— en la Plataforma Nacional de Transparencia (PNT), lo cual es una alerta para fiscalizarla.

A principios de año, Hernández Pérez afectó a los propietarios de barcos camaroneros con cobros de amarre y por “espejo de agua”, y antes solapó el incumplimiento de la empresa Impulsora Multimex en labores de reparación, pero siguió al frente del API cuando lo correcto era cesarlo, criticó.

“Hay evidencias de varios pilotes dañados, debido a que la mencionada compañía tardó más de dos años en terminar la obra, y sólo reparó lo que se ve a simple vista, porque lo que está al fondo no se puede distinguir, entonces hay temor de que sigan las obras de mala calidad”.

Es la segunda vez que invierten en la rehabilitación de la referida vialidad, pues el 4 de julio de 2019 el API entregó a la compañía Ingeniería y Servicios Aluarte un contrato por un millón 631667 para pavimentarlo, pero sólo fue simple bacheo porque a la semana de la entrega quedó en pésimas condiciones.

Ahora de nuevo Gonzalo Hernández invierte en ese tramo, pero existen dudas del procedimiento que aplicó para beneficiar a la constructora responsable. No se sabe si fue asignación directa o si hubo licitación pública, mencionó Rabel Cobá.

Tampoco aclara por qué en su administración nunca denunció a los funcionarios que lo antecedieron, pues permitieron evidentes desfalcos a las finanzas del Estado, al inflar precios en la pavimentación que hizo Aluarte. “Lo tapó con el manto de la corrupción”, sentenció.

No cabe duda que el gerente del API está coludido con algún amigo suyo al que le entregó la obra, seguramente con precios inflados, ya que, reitero, no hay información sobre los millonarios recursos para la pavimentación.

Este proyecto es vital para la industria petrolera de la Isla, porque siempre esta calle ha estado en condiciones deplorables, y no sólo afecta a los trabajadores, sino también a los alumnos del Cetmar, por eso no debe hacerse a escondidas, finalizó.

Noticia anterior

Cuentan voto por voto en la elección federal

Siguiente noticia

Piden jubilación de Víctor Kidnie