Inicio»Carmen»No a la inclusión de Luis Vera en el Ayuntamiento

No a la inclusión de Luis Vera en el Ayuntamiento

1
Compartidos
Google+

Hasta tres casas en Mérida y seis vehículos de lujo son parte del botín que se llevó Luis Norberto “Cuco” Vera Maury, al terminar su periodo como director de Obras Públicas en el trienio 2015-2018, algo imposible de conseguir con su salario de 25 mil pesos, y ahora quiere repetir con el gobierno de Pablo Gutiérrez Lazarus.

Así lo señaló Reyes Gaspar Rabel Cobá, secretario general del Movimiento Nacional de la Esperanza en la Isla, y comentó que Cuco Vera estaba cerca de Gutiérrez Lazarus en la entrega de la constancia de mayoría.

“La sola presencia del exfuncionario es un peligro para las finanzas públicas, en caso de que lo quieran volver a incrustar en la Dirección de Obras Públicas Municipales”.

“Anda merodeando el hueso, pues ya no vive en Carmen. Todo lo que arrebató en el Ayuntamiento y a empresarios lo invirtió en Mérida, Yucatán, y ahora casualmente ha empezado a viajar más seguido a la Isla en busca del cobijo de Pablo”, subrayó.

Cuco timó a muchos empresarios, aunque arregló bien su salida, ya que no hay forma de explicar su misterioso enriquecimiento. Sería un error que el próximo alcalde lo pusiera otra vez en Obras Públicas, donde con 25 mil pesos quincenales adquirió varios bienes, alertó Rabel Cobá.

Mientras todos se enfocaron en señalar a Pablo Gutiérrez cuando concluyó su periodo en el 2018, Vera Maury pasó a las “sombras” pero con las bolsas llenas, y hasta adquirió seis vehículos de lujo, como Mercedes Benz y Jeep.

En Mérida compró tres propiedades inmediatamente al concluir el trienio de Gutiérrez Lazarus, y ahora pretende ser nuevamente miembro del gabinete, lo que no debe permitir la 4T.

En Carmen, prosiguió Rabel Cobá, es sabido que adquirió nueve departamentos —aunque no mencionó la dirección exacta—, los cuales ahora vende a precios muy bajos, aunque en Mérida podría tener más dinero invertido con lo que no vimos que tomó antes de dejar el cargo.

“En octubre del 2017, un año antes de la finalización del trienio de Pablo, en el Poder Legislativo fueron ventilados copias de depósitos hechos por constructores a cuentas bancarias de la chilena Lorena Jara, entonces pareja de Vera Maury”.

“Se trataba del pago por recibir obras públicas, y consistía en comprarle todo el cemento a la extranjera. Incluso aún como funcionario, Cuco admitió públicamente las compras que le hicieron a su expareja”, apuntó.

Colocar nuevamente a Vera Maury sería para Gutiérrez Lazarus volver a cometer los errores que marcaron lo negativo de su administración, y defraudaría la confianza que quienes le dimos el voto, finalizó.

Noticia anterior

Más de 281 mdp de Pemex a Quintame

Siguiente noticia

Cerca, renovación sindical petrolera