Inicio»Carmen»Ahoga Petróleos a pequeñas empresas

Ahoga Petróleos a pequeñas empresas

0
Compartidos
Google+

Al continuar el adeudo que mantiene Petróleos Mexicanos (Pemex), con sus proveedores, aumentan las fuertes repercusiones a las pequeñas y medianas empresas locales, lo que podría originar un cierre en cadena de esas compañías, y dejar cientos de desempleados.

Señaló lo anterior el presidente de la Asociación de Jóvenes Empresarios, René Roldán Pérez, al mencionar que a pesar de que directivos de la petrolera se nieguen a reconocer que permanece el adeudo desde hace dos años, y que los pagos solamente alivian parcialmente, el empresariado sigue aguantando.

Nuevamente las grandes empresas contratadas directamente por la petrolera mantienen retenido pagos a los locales, lo que causa preocupación y terror, debido a que en muchos de los casos, no quieren continuar con servicios que brindan al área de petróleo, dijo.

Detalló que por empresas pueden existir deudas de por lo menos cuatro meses, y que van desde los 300 mil hasta 700 mil pesos, lo que impide que se realice el pago a obreros, quienes también mantienen una fuerte presión de denunciarlos ante autoridades laborales por la falta de pagos.

“La falta de pago que existe de Pemex, incluso funcionarios  dicen que no es cierto, que si hay pagos, que está todo al día, que tienen un 92% de pagos a proveedores, no es verdad, no ha habido un pronunciamiento oficial por parte de la exparaestatal en ese sentido, de porque nuevamente se detuvieron los pagos”, explicó.

Las empresas a las que le damos servicios -resaltó- les comentaron que no reciben el pago de Pemex, entonces no pueden pagar y es ahí donde la tienen complicada, porque nuevamente se atora el recurso que se piensa recibir, opinó.

El líder empresarial consideró que en la cadena productiva, ellos resultan más afectados, al ser quienes más pretextos reciben para que no les den cumplimiento con esos.

“Tenemos el temor de que cierren contratos, y entonces estamos obligados a aceptar esas condiciones y esperar hasta que Pemex disperse el pago”.

“Esperamos que esas empresas grandes nos paguen a nosotros, mientras tenemos que buscar recursos por otros lados, porque no podemos congelar las deudas con nuestros proveedores, con nuestros empleados y con los servicios”, sintetizó.

Además  el atraso de Pemex en pagos de proveedores resulta una catástrofe para la economía local, porque deja un efecto dominó desde las grandes empresas hasta las pequeñas, aunque estas últimas ya no cuentan con solvencia, concluyó.

Noticia anterior

Intoxicados ocho obreros de Pemex

Siguiente noticia

A evitar acudir al paseo de la Virgen