Inicio»Carmen»Historia de corrupción y sangre en Cotemar

Historia de corrupción y sangre en Cotemar

0
Compartidos
Google+

Cotemar podrá explotar hidrocarburos en el país hasta 2041, a pesar de que en accidentes donde estuvo involucrado murieron 15 trabajadores, y a que la Auditoría Superior de la Federación (ASF) recomendó inhabilitarlo por detectarle pagos millonarios indebidos.

De acuerdo con Reporte Índigo, la historia de esta empresa está manchada de sangre, corrupción y favoritismo. Quince obreros han muerto en menos de seis años, en percances ocurridos en plataformas gestionadas o donde laboraban empleados suyos.

El último hecho mortal aconteció el domingo en la plataforma E Ku A2, cuando empleados de Cotemar efectuaban labores de mantenimiento.

Los primeros percances letales sucedieron a pesar de que la advertencia de la ASF de que la compañía era “riesgo potencial”, por no atender recomendaciones del Análisis de Riesgos de Proceso (ARP).

Así, pese a los señalamientos de incumplimiento, daños al erario y corrupción, esta empresa emerge y se consagra como una de las compañías con permisos para perforar y explotar pozos en México hasta 2051.

Servicios de Extracción Petrolera Lifting de México, S.A. de C.V., filial de Cotemar, S.A. de C.V., tiene permisos para perforar y explotar los pozos CUICHAPA600DES y PASO DE ORO-2DEL hasta 2041, con opción de dos prórrogas de cinco años cada una, según la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH).

Del segundo pozo aún no extraen hidrocarburos, pero el de Cuichapa produjo en junio dos mil 173 barriles de aceite y un millón 583 mil pies cúbicos de gas diarios.

De esta manera, esta empresa regiomontana seguirá firme pese a la falta de contratos nuevos para dar mantenimiento a plataformas u ofrecer algún servicio, pues su salvavidas será la explotación de hidrocarburos.

Lo anterior, luego de que el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció en abril de 2019 que ninguna licencia de explotación otorgada en años pasados por la CNH en años pasados, será supervisada ni cancelada, con lo cual cumplía su palabra de mantener contratos, e invitó a las empresas a invertid y producir.

 

GASTOS SIN

JUSTIFICAR

Por detectar en los últimos años contratos sin cumplir, omisión en la supervisión de obras, gastos sin justificar y material abandonado, la ASF recomendó a la Secretaría de la Función Pública (SFP) inhabilitar a Cotemar.

Fuentes cercanas al caso informaron que la SFP inició investigación, tras el reporte de la ASF sobre la falta de evidencia de que los contratos 648235808 y 648235809 hayan sido concretados.

Servidores públicos de Pemex Exploración y Producción (PEP) respaldaron pagos que superan los 243 millones de pesos, para andamios de seguridad, los cuales no se justifican, dictaminó la Auditoría.

En esos contratos, a Cotemar le pagaron indebidamente 133 millones 138 mil 500 pesos, ya que agregó cobro por equipos de seguridad y herramientas pese a que ese gasto estaba previsto en la propuesta original, concluyó el año pasado la ASF.

Pero no fue todo, pues también pidió dinero extra para material previamente cotizado y por aceite y lubricantes incluidos como insumos que el contratista aportaría sin costo adicional para PEP.

Aunque la sanción de la Secretaría de la Función Pública no ha llegado, a inicios de este año fue revelado que Pemex debía a la empresa más de 140 millones de pesos.

La empresa productiva del Estado no estaría dispuesta a pagar, porque la inhabilitación de Cotemar es inminente, afirmó Faustino Talango Barrientos, presidente de la organización Petroleros Contra la Corrupción, y agregó que por eso retuvieron el pago.

Esta versión cobra fuerza porque la petroempresa no ha ganado ninguna de las 11 licitaciones donde ha concursado, por lo cual su agonía comenzaría en los próximos meses.

 

CRECE EL MONSTRUO

Entre 2001 y 2011, Cotemar firmó con Pemex Exploración y Producción (PEP) contratos por 36 mil 413 millones de pesos, obteniendo en los sexenios de Vicente Fox y Felipe Calderón el 55 por ciento de los convenios celebrados.

Con Enrique Peña Nieto le sobrevivieron contratos de miles de millones de pesos y PEP le otorgó cuatro más que superaron los 15 mil millones de pesos para mantenimiento, adecuación de infraestructura y montaje de equipos en plataformas.

Los contratos 648235806, 648235807, 648235808 y 648235808 iniciaron en enero y agosto del 2016, y terminaron el 31 de diciembre pasado, ya durante la gestión de López Obrador.

En los sexenios panistas el monstruo petrolero nació, en el de Peña Nieto creció y en el actual se consagró como el gigante, y pasó de ofrecer servicio de catering a empleados de Pemex a extraer hidrocarburos.

Noticia anterior

Brote de Covid en Issste modifica labores

Siguiente noticia

Refuercen vigilancia para poner fin a la inseguridad, señalan