Tribuna Campeche

Diario Independiente

Instalaciones petroleras son bomba de tiempo

Da click para más información

Pese a que las instalaciones de Petróleos Mexicanos (Pemex) son una bomba de tiempo por la falta de mantenimiento preventivo y correctivo adecuado, sus directivos tienen como prioridad la producción y no el activo humano, que está en riesgo latente de accidentes con consecuencias fatales, recriminó Mirna Guadalupe Hernández Torres, vocera de la organización “Por la Defensa de Pemex”.

La reciente explosión e incendio en la plataforma E Ku A2 y la fuga de gas de días pasados, son muestra de la insensibilidad de los directivos encabezados por Octavio Romero Oropeza, a quien poco le importa seguir manchándose las manos de sangre de los petroleros, con tal de llegar al inalcanzable objetivo de producción fijado al inicio del actual sexenio.

Y aseveró: “Urge dejar de poner en peligro de muerte a más compañeros, quienes sólo arriesgan sus vidas para cumplir los caprichos y ambiciones de los directivos de Pemex y del Gobierno Federal, para impulsar la producción”.

Hoy más que nunca —añadió Hernández Torres—, es necesario impulsar acciones de mantenimiento preventivo y correctivo, pues sólo así disminuirán los riesgos de más accidentes y, en su caso, de consecuencias fatales, pero que no sea sólo en el discurso, sino real.

En la conformación del Análisis Causa-Raíz (ACR) deben intervenir expertos en la industria petrolera, para que sin apasionamientos ni actitudes proteccionistas, verifiquen y dictaminen apegados a la realidad, y se proceda a las correcciones que garanticen seguridad.

Sin embargo, si desde el inicio las autoridades petroleras buscan protegerse y evitar que salgan a la luz sus omisiones o deficiencias, no se logrará el objetivo y se continuará exponiendo a los trabajadores y las instalaciones, advirtió.

En lo que va del año han ocurrido diversos percances tanto en la Sonda de Campeche como en otras entidades petroleras, y todos derivados de la falta de mantenimiento, aunque los directores culpan al factor humano en lugar de reconocer sus deficiencias.

“Urgen los trabajos de mantenimiento correctivo y preventivo, retomar los contratos en este rubro antes de seguir incrementando la presión en la red de ductos de crudo y gas”, puntualizó Hernández Torres.