Tribuna Campeche

Diario Independiente

“Inflado” Bienpesca; gente ajena al sector

Da click para más información

Si el padrón de beneficiarios de Bienpesca está “inflado”, es porque los servidores o cuervos de la nación incluyeron a familiares y amigos que no están activos en la industria pesquera.

Denunció lo anterior Adolfo Hernández Maldonado, integrante de la Federación de Sociedades Cooperativas de Pescadores de Altura, y señaló que en Carmen unos 40 pescadores seguirán sin apoyo, y sería en el 2023 cuando el Gobierno los incluya en el padrón.

“Es cierto que la lista está ‘inflada’, pero no por culpa de nosotros, sino de los cuervos de la nación, como les digo a los servidores, pues metieron gente ajena al sector y ahorita nosotros tendremos que colaborar para depurar el padrón. Hablamos de cuatro mil 500 personas que cobran cuando nada más hay en el Estado dos mil 500”.

Como una manera de coadyuvar en la depuración —explicó Hernández Maldonado—, personal de la Federación es capacitado para subir a un sistema los datos de cada pescador beneficiario, y verificar con el acta de la asamblea si es socio.

“Los servidores de la nación hicieron ese relajo. Agregaron al padrón a conocidos suyos que no son pescadores, y ahora colaboramos porque no tenemos nada que ocultar, y luego iniciaremos labores para agregar a quienes quedaron fuera de Bienpesca. Con nosotros quedaron sin exagerarte como 90 personas”.

Los recursos del 2022 serán entregados a quienes comprueben con documentos estar activos, es decir, tras la “rasurada” del padrón. Y el próximo año el Gobierno Federal analizará si agrega a quienes hoy están fuera, pero recibirán el apoyo en el 2023.

Evidenciar esta situación deja entrever que no hay control del Gobierno Federal para dar de alta a beneficiarios del sector pesquero, y similar situación podría tenerse en otras vertientes de apoyo a la población, por lo cual nuestro caso debe servir de antecedente para que no se repita, planteó.

No estamos en contra de que haya mayor actividad pesquera, ni de la inclusión de jóvenes, pero debe ser de manera controlada y con quienes realmente se dediquen a la pesca, tanto en lagunas como en altamar.

En algunos casos el aumento de afiliados fue el doble de un año a otro, lo que dejó al descubierto el descontrol en la revisión de solicitudes, finalizó Hernández Maldonado.