Inicio»Carmen»Gámez emplea a pareja y exesposa

Gámez emplea a pareja y exesposa

1
Compartidos
Google+

En el Hospital General de la Zona 04 prevalece el tráfico de influencias, ya que el director Gerardo Gámez Almaraz permitió que su pareja Cendy Díaz haga servicio social de doctora en la clínica familiar 12 de Santa Isabel, cuando debió hacerlo en una comunidad, y su exesposa María de la Luz Hernández Romano es subdirectora médica.

Denunció lo anterior David de Jesús Hernández Cevallos, secretario de Acuerdos de la organización civil El Pueblo de Carmen contra la Corrupción, y subrayó que esos privilegios sólo se reciben cuando existen las influencias de Gámez Almaraz.

“Cuando una persona estudia una licenciatura en medicina, ya sea en la Unacar o en otra institución, el servicio social debe ser en diversas comunidades del Estado, lo que no ocurrió con la actual pareja de Gámez”.

“Como Cendy Díaz trabaja de base en el IMSS y es sindicalizada, sin problema le dieron permiso para hacer el servicio social, y lo mismo ocurrió cuando practicó el internado, porque le otorgaron licencia por un año, lo que no ocurre con otros empleados que estudian la misma carrera”, criticó.

El servicio social requiere permiso sindical y por contrato colectivo, pues no podría seguir laborando, lo que ocurrió de fast track porque se trataba de la mujer del director del IMSS.

 

MÁS INFLUENCIAS

Pero no fue todo —continuó Hernández Cevallos—, porque también acomodó a su exesposa Hernández Romano como subdirectora del hospital a su cargo, y al tratarse del segundo cargo más importante del nosocomio, prevalece el tráfico de influencias.

Con esta decisión, Gámez Almaraz brincó a otros perfiles con mayor conocimiento en el área médica y administrativa. Sólo hace “una bonita familia”, ironizó.

Hernández Romano tiene muchos privilegios en el IMSS. En punto de las 14:00 horas abandona sus actividades laborales, cuando normalmente un directivo de confianza no tiene horario de salida, debido a la carga laboral.

Lo anterior se debe a que por las tardes la doctora trabaja en el Issste como urgencióloga, y aunque deja asuntos inconclusos en el Seguro Social no es amonestada.

 

VENTA DE TAMALES

En el colmo, cuando vas a la Dirección y preguntas por Gámez Almaraz, el personal te dice que está de comisión o fuera del edificio, sin embargo, lo cierto es que junto con su actual pareja vende tamales y pibipollos. “No puede ser director y poner su venta al mismo tiempo”, recriminó.

Y expresó: “No me imagino al doctor Gámez limpiando la hoja de plátano y a su pareja acomodando la masa, mientras pacientes y familiares tienen que esperar que los tamaleros terminen su chamba para ser atendidos”.

Noticia anterior

Por ahora Osorio no puede ser detenida

Siguiente noticia

Discriminan a mujeres en Sección 42, reprochan