Inicio»Carmen»Desorganización en la vacunación de Pfizer

Desorganización en la vacunación de Pfizer

1
Compartidos
Google+

Entre expresiones de reprobación por la desorganización, transcurrió ayer la jornada única de vacunación contra el coronavirus en el Domo del Mar, cuyas expectativas de alcance de la Brigada Correcaminos fueron superadas por las miles de personas que llegaron para recibir la primera dosis de Pfizer.

Desde temprano, decenas de ciudadanos arribaron al recinto de eventos para formarse y esperar el inicio de la inmunización. El Gobierno Federal determinó aplicar seis mil 500 vacunas.

Con el paso de las horas, la fila se hizo doble, y en el estacionamiento del Domo se formó una espiral.

Vicente Guerrero del Rivero, director regional de Programas para el Bienestar, expresó que todos tuvieron la oportunidad de vacunarse, y aun cuando la Brigada Correcaminos dispuso varias fechas por grupos de edad y hasta dos rondas de algunas farmacéuticas, la gente no acudió.

Aunque en el interior del Domo del Mar fueron instalados cinco módulos, la espera, el calor y por momento los rayos solares se convirtieron en los peores enemigos de quienes esperaban turno.

El conflicto principal —explicó Guerrero del Rivero—, detonó alrededor de las 15:00 horas, cuando la fila de personas de a pie llegó a estadio “Nelson Barrera Romellón”, y personal del Gobierno Federal, acompañado por elementos de la Policía Municipal y la Secretaría de Marina, notificó quién sería el último en ser inoculado. Surgieron la molestia y los gritos de inconformidad.

 

LAS QUEJAS

El problema —expusieron algunos ciudadanos—, fue la desorganización en el exterior del Domo, pues la gente hizo lo que quiso y se formó como Dios le dio a entender, lo que provocó confusión, encono y molestia, sobre todo por permanecer horas bajo los rayos del Sol.

María del Carmen Pérez expresó que el desorden, fue por determinar un solo día para la magnitud de personas que viven en la Isla y otro tanto en la zona rural.

Noé Celaya, que trabaja como empleado en un restaurante, comentó que cuando le correspondió a su grupo de edad no tuvo oportunidad de acudir, pues no se trata de dos o tres horas, sino de todo un día, y en esta ocasión le pasó lo mismo, pues pidió permiso y cuando llegó ya no alcanzó vacuna.

“Está mal pensando que sólo fuese un día. Estuvo muy mal organizado. No entiendo por qué si ellos mandan la imagen por mes de nacimiento, año o grupo de edad, no puedan marcar lo mismo en las afueras del Domo, por eso hubo descontrol afuera. La confusión fue tal, que no supe dónde tenían que formarme, y al final me quedé sin vacuna”, reprobó Elizabeth García Pérez.

No se sabe si habrá otra fecha cercana para inmunizar con la primera dosis a la gran cantidad de rezagados de todas las edades. Los encargados recomendaron estar pendientes en redes sociales de la próxima convocatoria.

Noticia anterior

Acusan maltratos de jefes en Indejucar

Siguiente noticia

Luis Pérez, represor de agremiados