Inicio»Carmen»Chocan por control de planta Cantarell

Chocan por control de planta Cantarell

0
Compartidos
Google+

Con lujo de violencia y prepotencia, personas al mando de Silver Martínez Izquierdo, líder que mantiene el monopolio sindical en la Península de Atasta, enfrentó ayer con insultos y agresiones a integrantes del Sindicato “Felipe Carrillo Puerto”, en las afueras de la Planta de Nitrógeno Cantarell.

Durante el enfrentamiento, el dirigente sindical nacional “Carrillo Puerto”, David Díaz Cabrera, fue perseguido y golpeado. Ningún elemento de la Guardia Nacional ni de la policía llegó, pese a que fueron requeridos por la parte agredida.

Esto generó conflicto entre los agremiados, quienes ayer plantearon la situación al subsecretario C de Gobierno, Daniel López Lanz, que arribó a la Universidad Tecnológica de Campeche (Utcam) y prometió iniciar en breve mesas de trabajo para dialogar y llegar a acuerdos.

Los integrantes de la agrupación “Carrillo Puerto” arribaron a la planta para presentar sus credenciales ante las compañías, a fin de que los tomen en cuenta para ocupar a sus agremiados.

Sin embargo, Silver Martínez Izquierdo, Noé Martínez Ochoa y Anselmo Méndez, que han monopolizado el trabajo en esa fábrica, los agredieron a insultos, y a Díaz Cabrera hasta lo persiguieron y golpearon.

El agredido atribuyó la violencia de los integrantes de la otra agrupación “a que saben que hay competencia al sindicato apócrifo, que ha hecho y deshecho al cobrar ‘moches’ a compañías y obreros, y dicen llamarse terraceros”.

“Silver Martínez usurpó un nombramiento durante más de 21 años y le quitamos la máscara, pues tenemos toda la documentación legal, y por eso se arropa con el sindicato interno de la planta”.

Secundados por las demás víctimas, recordó que la violencia con que actúa el grupo de Silver Martínez ocurre desde antes del 97, “cuando ya tenían el fuero que le daban las autoridades, y que emplearon en contra de la hoy gobernadora Layda Sansores San Román, a quien injuriaron siendo diputada”.

Antes de acudir a la planta, solicitaron apoyo a la Guardia Nacional y la policía, sin embargo, ninguna corporación envió elementos.

“Tanto poder tienen estos líderes, la familia Martínez, que se adueñó de la Planta de Nitrógeno, donde el monopolio es deplorable, que nadie les ha podido hacer nada”.

 

DESESTABILIZAR

En respuesta, Martínez Izquierdo aseguró que los integrantes del Sindicato “Carrillo Puerto”, con el argumento de que cuentan con el respaldo de las nuevas autoridades estatales, pretenden llegar a desestabilizar y generar división”.

“Pedimos diálogo con la gobernadora Layda Sansores San Román, para exponerle nuestra determinación de trabajar de la mano con las autoridades, en beneficio de los obreros”.

Por ello vamos a defender con todo lo que nos ha costado años alcanzar, defenderemos las fuentes de empleo de nuestros compañeros, y no vamos a permitir que venga un grupo de personas fuera de la entidad, advirtió.

Noticia anterior

Este año 122 casos en el CEO

Siguiente noticia

Narcomanta, tema mediático: López Lanz