Inicio»Carmen»Hartos ribereños de robos; correrá sangre

Hartos ribereños de robos; correrá sangre

0
Compartidos
Google+

El sector ribereño reprueba que los hechos delictivos en altamar hayan revivido en las últimas semanas, y para exigir seguridad a las autoridades nos orillan a realizar marchas y otras protestas donde correrá sangre, advirtió José del Carmen Mendoza Gallegos, representante de la Federación de Sociedades Cooperativas Rebeldes de la Caleta.

Lo anterior, al referirse al reciente robo de cuatro motores en la región de Sabancuy, y a los atracos a diversas cooperativas tanto de la zona de Atasta como de Ciudad del Carmen.

Lo más triste es que las autoridades parecieran ser cómplices de los delincuentes, pues los requisitos, la exigencia de múltiples testigos y las vueltas, hacen que el pescador renuncie a su derecho de formalizar denuncia.

“Entre el tiempo que se pierde y lo que se necesita para llevar el sustento al hogar, se nos complica todo, pues perdemos ingresos al enfrentar los engorrosos trámites”.

Las autoridades —abundó—, abandonan cada día más al ribereño y se burlan del sector pesquero, al que dejan indefenso y hasta me atrevería a decir que los discriminan.

“Esto de los robos es continuo, tanto en la laguna como en la parte de afuera, y al final quien siempre sufre los problemas es el sector pesquero. Las autoridades saben quiénes son los rateros, que no actúan es otra cosa; sólo por la pandemia no hemos hecho huelga, pero llega el momento en que uno se cansa”.

Mendoza Gallegos señaló que sólo en Sabancuy este año han sido robados 21 motores fuera de borda, los cuales nunca son recuperados.

“Cuando como sector pesquero vayamos contra el Ministerio Público a quemar sus instalaciones, van a actuar como debe ser. Nunca hay justicia, no dicen que agarraron rateros o recuperaron motores y los devolvieron, nos orillan a tomar justicia por nosotros mismos”.

La queja en Campeche es muestra del cansancio de este grupo de pescadores, y cuando vean que vamos a plantarnos entenderán que hay hartazgo, no podrán pararnos y correrá sangre, alertó.

Podrán decir que no tenemos estudios, pero cuando tocan nuestro bolsillo nos enfurecemos. Quien debe velar por nuestros intereses cuando éstos son trastocados por delincuentes, se hacen a un lado y nos ponen un montón de trabas, criticó.

Noticia anterior

Solapó Rosas a empresa foránea

Siguiente noticia

Próxima semana, elección sindical